Thursday 5 de August, 2021

Hubo tres secuestros durante junio, uno de ellos en Ramos Mejía: ese delito bajó un 90% en relación a 2015

La estadística indica que son 15 hechos de esa naturaleza cometidos en el primer semestre. Es el registro estadístico más bajo desde 2015, cuando se conformó la unidad especializada a cargo del fiscal Santiago Marquevich.

Los secuestros extorsivos en todo el país registraron una notable disminución de 2015 al primer semestre de 2021

Un total de tres secuestros se registraron durante junio, con lo cual son 15 los hechos de este tipo cometidos en el primer semestre de 2021, la estadística más baja desde que se creo la Unidad Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), a cargo del fiscal Santiago Marquevich.

Es que desde que se constituyó ese organismo, en comparación al primer año con datos concretos (2015), la diferencia es abismal: de 160 casos en los primeros seis meses de aquel entonces a los registrados en lo que va del año el descenso es del 90,6 por ciento. Expresado de otro modo: de 160 los secuestros bajaron a 15 en seis meses.

Según comunicó oficialmente la UFESE, durante el mes pasado los casos fueron cometidos en Ramos Mejía (con intervención de la Fiscalía Federal Nº 2 de Morón); en la localidad de 9 de abril, partido de Esteban Echeverría (con investigación a cargo de la Fiscalía Federal N° 2 de Lomas de Zamora); y el restante en San Miguel de Tucumán.

La estadística muestra cómo mermó el delito, que claramente migró a otras formas en los últimos seis años

La coincidencia en los tres hechos fue que las víctimas fueron una en cada uno de ellos, y los tres varones. En uno de los secuestros hubo que pagar rescate para su liberación y en los otros dos no, y en los tres casos las bandas estaban integradas por más de tres atacantes.

Los tres delitos tuvieron una coincidencia: duraron entre una y tres horas, con lo cual no es difícil imaginar la angustia de las personas privadas de su libertad. Además, el lugar de liberación fue a menos de diez kilómetros de donde fueron llevados cautivos. En cabeza de los investigadores eso muestra la improvisación de las bandas actuantes, que no cuentan con la logística para mantener a una persona cautiva por mucho tiempo.

Los casos ocurrieron el martes 1 de junio a las 14; el domingo 20 a la 1.30 de la madrugada y el jueves 24 a las 10.10 de la mañana, con lo cual tampoco es posible concatenar los casos según el horario. Los delincuentes salen a ver qué tipo de delito cometer y así eligen a sus víctimas.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram