Friday 25 de September, 2020

Hurlingham: el Municipio deberá incluir en sus políticas sociales elementos de gestión menstrual

Es un proyecto del Frente de Todos aprobado en el Concejo Deliberante. Uno de los objetivos que busca es reducir “la brecha de desigualdad existente entre los géneros, que se ha visto incrementada dramáticamente debido a la pandemia de COVID-19”.

En paralelo a la entrega de productos, la iniciativa propone la realización de campañas sanitarias informativas

El Concejo Deliberante de Hurlingham aprobó el proyecto de ordenanza para incorporar los elementos de gestión menstrual en todas las políticas sociales municipales que impliquen la provisión de productos de primera necesidad para personas menstruantes. La iniciativa fue impulsada por la concejal del Frente de Todos María del Carmen Márquez.

PROYECTO DE ORDENANZA Gestion Menstrual.

“El Municipio garantizará el acceso a los elementos de gestión menstrual relacionados con la prevención, asistencia y tratamiento que sean necesarios”, indica uno de los fundamentos de la iniciativa. Se refiere a toallas femeninas, tampones, copas menstruales, esponjas marinas, ropa interior absorbente o cualquier accesorio relativo a la higiene personal durante el período.

En octubre pasado, poco antes de las elecciones en las que renovó su mandato, el intendente Juan Zabaleta había hablado sobre la cuestión durante una entrevista con Adrián Noriega en Primer Plano. En concreto se refirió al dolor que le provoca “ver a las pibas que cuando están en período menstrual no van al colegio porque no se pueden comprar toallitas”.

LA CONFESIÓN DEL INTENDENTE ZABALETA

De hecho, ese es uno de los aspectos principales de la iniciativa en el Concejo Deliberante: reducir el ausentismo escolar de personas menstruantes por falta de acceso a elementos higiénicos adecuados. Además, se trata de “colaborar en la reducción de la brecha de desigualdad existente entre los géneros, que se ha visto incrementada dramáticamente debido a la pandemia de COVID-19”.

En paralelo, la ordenanza también propone la realización de campañas educativas “para promover la gestión menstrual adecuada y fomentar las alternativas de su gestión”, haciendo hincapié en aquellos productos que tienen menor impacto ambiental, sanitario y económico, que además podrían producirse desde la Economía Social y Solidaria, como las copas menstruales y las toallas reutilizables.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram