Sunday 14 de August, 2022

Hurlingham: imponen multa de 1 millón de pesos a la fábrica Rousselot

Fábrica Rousselot
La fábrica Rousselot permanece con la clausura preventiva determinada por el Ejecutivo de Hurlingham y avalada por la Justicia de Faltas

El municipio de Hurlingham, a través de la justicia de faltas, impuso una multa de 1 millón de pesos a la fábrica de gelatinas Rousselot, causante desde hace varios años de olores nauseabundos y ruidos molestos en Villa Tesei.

La semana que finaliza, la novedad en el caso fue que los abogados de la firma pidieron a la municipalidad una quita de multa aduciendo que son cuestiones ajenas a la empresa las que impidieron que se cumpla con los plazos establecidos para poner en orden el circuito productivo. Por caso, demoras en el trámite de importación que exceden a la voluntad de la empresa.

“Eso hizo que se retrotraigan todas las actuaciones, pero como los olores continuaban volvimos a clausurar”, precisó el intendente Juan Zabaleta en diálogo con Primer Plano On Line.

En junio pasado, una comisión de vecinos y funcionarios municipales se reunieron con las autoridades de la fábrica, quienes explicaron que estaban demorados alrededor de un mes en los plazos previstos a principios de año, pero que ya está comprado todo el material, fundamentalmente el lavador de gases, y están terminando de fabricar la cubierta para un piletón donde trabajan los lodos, que estaría terminado para principios de agosto. Se sabe, entre los entendidos, que el tratamiento que la empresa le da a los barros es mediante un sistema “bastante arcaico”, según comentaron a Primer Plano On Line los participantes del encuentro. Ahí radica la principal fuente de los olores apestosos. “Los juntan con una pala y los meten en un container”, agregaron.

Con la fábrica clausurada, la preocupación se divide. No sólo por el reclamo vecinal sino porque son 150 personas las que dependen del trabajo allí para llevar el sustento cotidiano a sus hogares. “La semana que viene vamos a estar viendo lo que son los filtros que van a colocar. Entendemos también que hay 150 trabajadores y familias que dependen de su salario, pero nuestra prioridad es terminar definitivamente con los olores que los vecinos reclaman hace años”, finalizó Zabaleta.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram