Friday 7 de October, 2022

Hurlingham: se disparó la cláusula gatillo y los vecinos recibieron boletas con subas del 17 por ciento promedio

Haciendo uso de las facultades votadas por el Concejo Deliberante, el Ejecutivo Municipal aplicó un recálculo sobre el valor de algunas propiedades. Aseguran que se trata de un sistema “progresivo”.

Aumento de tasas en Hurlingham
El Concejo Deliberante de Hurlingham habilitó la cláusula gatillo el año pasado

Los vecinos de Hurlingham comenzaron a recibir boletas de la Tasa por Servicios Generales y también los comerciantes e industriales que pagan Seguridad e Higiene con un incremento en relación a los valores abonados en diciembre pasado.

Ante la consulta que lectores realizaron a Primer Plano On Line, éste medio averiguó que se trata de la ejecución de la denominada cláusula gatillo que el Concejo Deliberante votó en la anterior Asamblea de Mayores Contribuyentes, con el voto del oficialismo y de Cambiemos, que habilitaba al intendente a subir las tasas si efectivamente aumentaba el costo para la prestación de los servicios municipales.

La suba, que desde el Gobierno local llaman en rigor recálculo, implica que el porcentaje de aumento aplicado es del 17 por ciento promedio, sin exceder las pautas de inflación determinadas por la administración nacional. Sin embargo, fuentes consultadas por Primer Plano On Line confirmaron que hay algunos casos en que el incremente excede ese porcentaje producto del revalúo y del atraso que existía en el valor de esas propiedades.

En conversación con éste medio, el jefe de Gabinete municipal, Pablo Del Valle, confirmó que “un equipo integrado por diversas áreas del municipio se encuentra trabajando intensamente para depurar el padrón de contribuyentes, detectando innumerable cantidad de errores en la facturación de la tasa que en muchos casos eran perjuicio del contribuyente y que se están corrigiendo mes a mes”.

Pablo Del Valle
Pablo Del Valle, jefe de Gabinete del Municipio de Hurlingham

Ese trabajo se lleva a cabo coordinando datos con la base de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) para unificar criterios. Aseguran que, actualizando los datos tributarios de los contribuyentes y con la corrección segmentada por zonas, el municipio dejará de perder casi 700 mil pesos por mes de recaudación.

Cabe recordar que, hasta agosto pasado, existía en Hurlingham un único mínimo de 50 pesos mensuales, pero se habían detectado 10.500 partidas (el 20 por ciento de las viviendas) que pagaban 41 pesos, tanto en zonas de bajo poder adquisitivo como en otras más pudientes desde el punto de vista económico.

“Es política tributaria de esta administración segmentar los recálculos de manera tal que aquellas familias que, a priori, tienen menor capacidad de pago reciban una tasa de menor costo, dotando al sistema de un carácter indudablemente progresivo”, finalizó Del Valle.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram