Sunday 25 de September, 2022

Hurlingham: simulaban vender artículos para mascotas, pero en verdad comercializaban cocaína en caniles

La Justicia Federal de Morón desarticuló una organización narco tras 17 allanamientos simultáneos, en los que incautó casi doce kilos de la droga y gran cantidad de armas y tumberas. También lavaban el dinero proveniente de la actividad ilícita mediante una empresa de seguridad, que servía de pantalla para la compra de vehículos.

La poderosa organización narco contaba con gran cantidad de armas a su disposición

Un total de 17 allanamientos simultáneos ordenados por la Justicia Federal de Morón permitieron desarticular una organización narco que operaba en Hurlingham, San Isidro, Escobar y en la Ciudad de Buenos Aires, que escondía su actividad detrás de un negocio de venta de alimentos para perros que, en rigor, servía para trasladar cocaína oculta en caniles.

“Utilizaban como fachada un negocio de venta de alimentos para perros, pero también se estableció que usaban una empresa de seguridad para la compra de activos (vehículos), y se analiza si los compraron con dinero del narcotráfico”, detalló un investigador consultado por Primer Plano Online.

Durante los allanamientos, los investigadores secuestraron gran cantidad de celulares de gran valor, más de 20 armas de distintos calibres, municiones, vehículos utilizados por la organización, documentación, más de un millón y medio de pesos y cinco mil dólares, y casi doce kilos de cocaína que estaba escondida en el sótano de una quinta.

En los lugares de venta al menudeo, asimismo, incautaron armas de fabricación casera (con la que amedrentaban a los vecinos) y casi 900 envoltorios de cocaína. En total hubo cinco detenciones, de todas personas que se encuentran incomunicadas y que serán indagadas mañana jueves por los delitos de tráfico de estupefacientes agravado por realizarse de modo organizado y tenencia de arma de guerra.

La orden para la realización de los procedimientos la emitió el juez federal Jorge Rodríguez, luego de una investigación que contó con la intervención de la Secretaría Nº 8, a cargo de Ignacio Calvi, y del fiscal federal de Hurlingham, Santiago Marquevich.

La organización se dedicaba a la venta de cocaína en grandes cantidades, y uno de los puntos de mayor abastecimiento era el barrio INTA de la Ciudad Autónoma. La causa se inició por una denuncia anónima y los procedimientos los llevó adelante la División Delitos Federales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Fuentes judiciales precisaron que, desde que se recepcionó la denuncia, hubo intervenciones telefónicas, seguimientos y filmaciones que permitieron identificar a la totalidad de la organización que esta madrugada fue desmantelada.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram