Friday 7 de October, 2022

Identificaron al hombre asesinado y descuartizado en Pontevedra: hay dos mujeres detenidas

Tras revisar filmaciones de ingreso al barrio y el testimonio de vecinos se supo que el hombre vivía a la vuelta del lugar en el que aparecieron sus restos. Una de las aprehendidas fue hallada en una parada de colectivos: la otra es su tía, cuyo vehículo fue ubicado en la vivienda en donde ocurrió el crimen. La macabra hipótesis en torno al caso.

La mujer que quedó filmada al salir de la vivienda, que fue la escena del crimen: ella y su tía están aprehendidas

¿Lo mataron para quedarse con la casa? Esa es, por estas horas, la principal hipótesis que manejan los investigadores del horrendo crimen en Pontevedra, de un hombre que apareció descuartizado en un baldío.

El hecho empezó a quedar esclarecido a lo largo del fin de semana mediante una rápida intervención del fiscal Sergio Dileo, de la UFI Nº 6 de Morón, y de agentes de la DDI de ese distrito, que recopilaron una serie de elementos para clarificar lo sucedido.

Fuentes judiciales y policiales informaron a Primer Plano Online que el punto de partida para que se pueda averiguar la verdad fue la identidad de la víctima. Se trata, efectivamente, de un ciudadano de nacionalidad peruana, de 34 años, que vivía exactamente a la vuelta del terreno en el que fue arrojado su cadáver. 

Harold Canelo Crespín, domiciliado sobre la calle Espejo al 1.200, de la mencionada localidad de Merlo, es el hombre asesinado. El testimonio de vecinos de la cuadra y cámaras de seguridad instaladas en la zona por el municipio local, perrmitieron corroborar que lo ultimaron en esa vivienda, la escena del crimen, y su cuerpo fue mutilado en el mismo lugar para, horas después, arrojar su cadáver en el descampado.

El auto que quedó filmado tras el crimen yéndose del barrio

“Una vez identificado la justicia de Garantías de Morón autorizó un allanamiento de urgencia en la casa, en donde había manchas de sangre y se lograron incautar elementos de interés, como una sierra que es la que usaron para amputar brazos y piernas”, señaló un investigador consultado por Primer Plano Online.

A raíz del hallazgo de esas pruebas, la investigación se volcó a la búsqueda de cámaras de seguridad de la zona para intentar identificar a los posibles autores. Así, pudieron ubicar a un vehículo Ford Escort color bordó a nombre de una mujer, que ya está aprehendida en la causa a la espera de declarar esta mañana, y a identificar a otra sospechosa, que terminó siendo la sobrina de la propietaria del rodado.

La primera de ellas fue ubicada en su domicilio, que coincide con el que corresponde al dominio del coche. La segunda en una parada de colectivos de La Matanza, a pocas cuadras de la casa de su padre, a donde una comitiva policial la había ido a buscar. La dueña del auto fue identificada como Norma Beatriz González (41), mientras que su sobrina Eliana Rocío Anabella González (26). Ambas están a disposición de la justicia, que intenta ahora resolver otro misterio: ¿actuaron solas?

La autopsia determinó que la causa de muerte de Crespín fueron las puñaladas que recibió en el cuello, que le provocaron un paro cardiorrespiratorio, aunque lo que encontraron de su cuerpo también tenía heridas por arma blanca en cabeza, tórax y espalda, fractura base de cráneo, fractura de techo y piso de ambas órbitas, fractura de temporal izquierdo, fractura de parietal derecho, fractura occipital longitudinales.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram