Monday 26 de July, 2021

Impulsan en Hurlingham el proyecto para prohibir la tracción a sangre animal

La iniciativa de la red es extensiva a toda la provincia de Buenos Aires, mediante una nota enviada al gobernador Axel Kicillof y también a los Concejos Deliberantes de los 135 Municipios. En varios distritos ya existe una legislación de ese tipo, de dudoso cumplimiento, por cierto.

“La tracción a sangre implica crueldad, maltrato y abuso contra los equinos, inseguridad y riesgo ambiental", afirman los promotores de la iniciativa

Un grupo de organizaciones de protección animal que se unieron bajo el lema Red Buenos Aires sin Tracción a Sangre (TAS) presentó en el Concejo Deliberante de Hurlingham su proyecto para erradicar un uso de caballos para el traslado de cargas en la vía pública.

“Este proyecto busca prohibir la tracción a sangre animal, a través de la cual se utiliza a los animales para carga, recolección informal y otras actividades que representan repudiables actos de maltrato o crueldad”, argumentaron en el texto.

“La realización de esas actividades representa un riesgo sanitario y laboral, a quienes las realizan, como así también, a los terceros involucrados. Por ejemplo, en relación a la transitabilidad urbana”, acotaron. La iniciativa fue acompañada por el concejal de Juntos por el Cambio Lucas Delfino, quien explicitó abiertamente el respaldo de su bancada.

La iniciativa de la red es extensiva a toda la provincia de Buenos Aires, mediante una nota enviada al gobernador Axel Kicillof y también a los Concejos Deliberantes de los 135 Municipios. En varios distritos ya existe una legislación de ese tipo, de dudoso cumplimiento, por cierto.

“La tracción a sangre implica crueldad, maltrato y abuso contra los equinos, inseguridad, riesgo ambiental, y genera un malestar generalizado en una sociedad que ha evolucionado en su vínculo con los animales y espera de sus representantes actúen en consecuencia”, explican los promotores de la propuesta.

Asimismo, enumeran que, mediante carros empujados por caballos, se violan normativas nacionales y provinciales vigentes, tales como la Ley de Tránsito, la de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Ley 26.061), la legislación contra el Maltrato Animal (Ley 14.346), entre otras.

Hay algunos Municipios en los que se avanzó con la entrega de un ciclomotor y vales de combustible mensuales para las personas que cartonean con sus carros, lo que ayudó a que reemplacen al caballo por una pequeña moto. Es una posible salida, dado que no se trata de prohibir solamente sino también pensar en esa persona cuyo único recurso es el desarrollo de esa precaria actividad.

Por eso desde la red plantean que se implemente una normativa general que provea, en un plazo entre 24, máximo 30 meses, herramientas para sustituir de manera definitiva la tracción animal “a fin de proporcionar una alternativa eficiente, ecológica y segura, acorde a la red vehicular contemporánea, libre de explotación infantil y maltrato animal”.

PARA ACOMPAÑAR EL PROYECTO EN HURLINGHAM: habilitaron la junta de firmas en la plataforma Change.org, a la que se puede acceder mediante el siguiente link: https://bit.ly/3gDKUyI

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram