Wednesday 29 de January, 2020

En una nueva jornada de timbreo, la tropa de Cambiemos en Ituzaingó se mostró unida pese a las diferencias que existen

En esta ocasión visitó el distrito el jefe de Gabinete de María Eugenia Vidal, Federico Salvai, junto a la secretaria Legal y Técnica de la gobernación, María Fernanda Inza. Malestar por la ausencia de los radicales en la actividad.

Cambiemos Ituzaingó
El jefe de Gabinete de María Eugenia Vidal aglutinó a la tropa de Cambiemos en Ituzaingó

Otra jornada de timbreo provincial de Cambiemos encendió nuevamente las alarmas de los armadores que intentar ordenar la tropa en Ituzaingó. Ante la presencia del jefe de Gabinete bonaerense y mano derecha a nivel político de la gobernadora, Federico Salvai, y la secretaria Legal y Técnica de la gobernación, María Fernanda Inza, la estructura amarilla participó de la actividad realizada al sur de la comuna en la previa de una semana que se avizora como compleja, dado que los amagos de ruptura del bloque de concejales a nivel local es vox populi.

Además de los cinco ediles que integran la bancada oficial, su titular Gastón Di Castelnuovo mas Ana De Benedetto, Carolina López, José Luis Sánchez y Julio Díaz, fueron parte del diálogo con vecinos los dirigentes Gabriel Pozzuto y Ezequiel Carrizo, pero fue notoria la ausencia de los integrantes de la Unión Cívica Radical. En rigor, los hombres y mujeres del radicalismo no suelen participar de los timbreos, pero se preveía que una figura tan fuerte como la de Salvai los podía convocar. No fue así. Y eso provocó malestar.

Si bien el bloque de concejales se volvió a mostrar en pleno luego de la dividida votación a la rendición de cuentas enviada al Concejo Deliberante por el intendente Descalzo (Sánchez votó en soledad a favor del expediente mientras el resto lo rechazó, tal cual habían decidido), lo cierto es que continúan las críticas y chicanas en los diferentes espacios. En verdad, los únicos que se mantienen abroquelados son Di Castelnuovo y De Benedetto. El concejal Sánchez, que tenía un pie afuera de la bancada hasta hace pocas horas, parece que por ahora se queda. Así se lo exigió su conductor Facundo Echeverría en La Plata el día en que el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, entregó patrulleros para el distrito.

Pero el bloque oficial de concejales, que tiene terminal de conducción en Morón, puede sufrir una nueva fractura en los próximos días. Es que el mandamás moronense, Ramiro Tagliaferro, tiene entre ceja y ceja al edil que le aprobó las cuentas a Descalzo fundamentalmente por desobedecer lo decidido por sus pares. Además, el matrimonio Carolina López y Julio Díaz es crítico del papel que cumple el presidente de la bancada, Gastón Di Castelnuovo, al que lo apuntan por no ejercer la conducción. Afirman, en reuniones privadas, que o sabía que Sánchez iba a votar así y no avisó o lo desconocía, algo que –argumentan- es peor.

También expresan su malestar por las directivas emanadas por el funcionario de la Subsecretaría de Asuntos Municipales, Ezequiel Bisso, quien “baja línea de lo que hay que hacer por WhatsApp». Mientras esas fragmentaciones a nivel local pueden ser visualizadas con sólo conversar con los protagonistas, Pozzuto y Di Castelnuovo son los bendecidos como referentes del espacio pero las críticas y comentarios en su desmedro los debilitan hacia adentro y afuera del distrito. Es que mientras Tagliaferro, Salvai, Alex Campbell (subsecretario de Asuntos Municipales y armador regional) y Ezequiel Bisso pretenden un Cambiemos bien competitivo para las próximas elecciones legislativas, saben que de esta forma están muy lejos de serlo. Es que se trata de un Municipio evaluado por la provincia como “intendenciable” en 2019. Según encuestas que mandaron a realizar, nadie mide.