fbpx
sábado 7 de diciembre, 2019

Se plantaron los intendentes: el Gobierno provincial no pudo eliminar las tasas que cobran los Municipios a empresas de servicios públicos

Ambas cámaras legislativas sancionaron anoche la ley que quita en las facturas de luz, gas y agua de tributos que cobra el fisco bonaerense pero no pudieron modificar aquellos percibidos por los distritos.

Legislatura
La Legislatura bonaerense decidió desdoblar los proyectos de Vidal sobre eliminación de impuestos en servicios públicos

La Legislatura bonaerense aprobó anoche parte de la reforma impositiva que le permitirá al gobierno de María Eugenia Vidal eliminar impuestos provinciales y así reducir las tarifas de los servicios públicos. Sin embargo, la iniciativa oficial enfrentó resistencia de parte de los legisladores que responden a distintos intendentes. Y, por lo tanto, las modificaciones que tocan la eliminación de normas municipales no fueron tratadas en el Senado, sino giradas a comisión.

Con este desdoblamiento en el proyecto original, el gobierno de Cambiemos aún no podrá cumplir con el objetivo anunciado que pretende reducir el costo de la energía eléctrica un 15,7%; la del gas, un 6,3%, y la del agua corriente, otro 6,2 por ciento. La gobernadora Vidal había explicado que con la firma de un decreto [que ya firmó] podría bajar una parte de las tarifas (10, 5% la luz, 6,3% el gas y 3,1% el agua), pero necesitaba la aprobación de una reforma legislativa para llegar a los porcentajes previstos.

Todas las miradas estaban puestas en el tratamiento de los proyectos que ingresaron para modificar las leyes 11.769 y 13.404. Pero finalmente solo se trató y aprobó uno de los tres puntos que incluye esta reforma. Precisamente se sancionó el proyecto que elimina impuestos provinciales en el sector energético. Los otros dos proyectos que eliminan los impuestos municipales de la energía eléctrica y del agua serán tratados en las próximas sesiones.

MAÑANA, UNA ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL INTENDENTE DE ITUZAINGÓ, ALBERTO DESCALZO, BRINDANDO SU MIRADA SOBRE LA DETERMINACIÓN DEL GOBIERNO PROVINCIAL

El primero de estos modifica el artículo 75 de la ley 11.769, que se refiere a la contribución que abonaban mensualmente las empresas a las comunas y que se trasladan las facturas de los usuarios. En principio, el Estado bonaerense dejará de percibir 1700 millones de pesos. El recorte en los impuestos municipales sumaría otros 1300 millones y podría afectar fuertemente las cuentas de algunos municipios. Por eso ayer se decidió desdoblar el paquete de leyes y hacer un análisis en detalle.

Desde el anuncio de Vidal, varios intendentes de la oposición e incluso del oficialismo comenzaron a preocuparse. Sucede que el 6% de las boletas que llega a las arcas comunales sostiene el costo del alumbrado público. Sin esos fondos se generaría un “bache” presupuestario, pues la planificación del gasto y de la recaudación municipal ya fue aprobada por los concejos deliberantes. En el tercer punto de esta reforma, que también pasó a comisión, se avanza sobre el artículo 57 de la ley 13.404, que fijaba impuestos a los prestadores de los servicios de agua y cloacas que iban a las arcas municipales y que eran trasladados al usuario.