fbpx
domingo 15 de diciembre, 2019

Femicidio en El Palomar: el asesino confesó el crimen y los investigadores creen que fingió el intento de suicidio

El femicida estuvo tan sólo una hora y media en el hospital y luego fue dado de alta, con lo cual lo trasladaron a la comisaría y quedó a disposición de la justicia. Ante las autoridades describió que se desató una discusión porque ella lo iba a dejar y le blanqueó que estuvo con otro hombre.

Detalles que conmocionan trascendieron en las últimas horas de un nuevo femicidio, en este caso en El Palomar. Una joven de 20 años ahorcada por las manos de su pareja, con quien quería romper una relación de poco más de doce meses. Una pensión, la pieza cerrada desde adentro y el llanto desconsolado de un padre completaron la escena. Y un asesino que, en interpretación de los investigadores, simuló que se quiso quitar la vida.

Todo comenzó en la tarde de ayer, luego de que Alicia Escobar, abuela de Ailen Belén Alicia Decuzzi, se presentó en la comisaría 6ª de Morón para denunciar que no encontraba a su nieta y que la joven no respondía el teléfono. En principio, la chica había dicho que se dirigía a la plaza de Ramos Mejía, en el vecino partido de La Matanza. Pero algo en esa abuela le hizo sospechar que la cosa no estaba bien y decidió actuar de manera directa.

Cuando habló con los oficiales, Escobar brindó información de que su nieta estaba en pareja con un muchacho de nacionalidad peruana llamado David Vela Balazar, que vivía en una pensión sobre la calle Paraíso al 600. La Policía se dirigió de inmediato al lugar, luego de intentar de manera frustrada comunicarse con el celular de la joven.

Al llegar al lugar, el propietario de la pensión accedió a darle a los uniformados la llave de la habitación. Pero se encontraron con que la llave estaba puesta del lado de adentro, cerrado, y que nadie respondía a los llamados. Entonces decidieron romper la puerta, con la sorpresa de que había un mueble que trababa el ingreso, también puesto a propósito internamente. Cuando finalmente lograron ingresar los policías hallaron a Ailén sin vida sobre la cama y a su pareja tirado al costado, supuestamente desmayado.

La mujer tenía heridas de ahorcamiento en el cuello y golpes en la cara, y Vela Balazar presentaba rasguños en su cuerpo. Al lado había un cable con una media, algo que en los investigadores despertó sospechas. “Es posible que no se haya querido ni lastimar. De hecho, estuvo en el hospital apenas una hora y media y le dieron el alta”, informó una fuente policial a Primer Plano Online.

La escena se completaba con el llanto desgarrador del padre de Ailén en el lugar sin poder encontrar explicación a lo ocurrido. Según pudo saber este medio, el asesino confesó el crimen, reconoció que habían peleado previamente porque ella tenía decidido dejarlo y hasta le había dicho que había estado con otro hombre.

La causa quedó en manos de la fiscal Marcela D’Ascencao de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 11 Especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial Morón. Otro dato que pudo corroborar Primer Plano Online es que no había denuncias previas de parte de la chica.