fbpx
domingo 15 de diciembre, 2019

Videos impactantes-La Matanza: tiroteo en una estación de servicio y una kiosquera que evitó un robo a cuchillazos

En el primero de los hechos, un efectivo de la Bonaerense mató al delincuente, pero resultó gravemente herido. En el caso del kiosco, la dueña del comercio enfrentó a los ladrones y los puso en fuga con la cuchilla con la que prepara los panchos.

Noches violentas en La Matanza
Noches violentas en La Matanza: pese a la multiplicidad de cámaras de seguridad, los delincuentes siguen atacando

El agente de la policía bonaerense Osvaldo Lamboglia fue a visitar a su sobrino, que trabaja como playero en una estación de servicio de Ciudad Evita, La Matanza. Allí estaba cuando sufrió un intento de robo. El suboficial no lo permitió y sacó su arma. Al cabo de un tiroteo mató al delincuente, que, se corroboró después, estaba prófugo desde el año pasado, cuando se evadió de un penal en los confines de la Patagonia.

Según informaron fuentes judiciales y policiales, el asaltante, identificado como Claudio Silva Villafañe, de 45 años, poseía un abultado currículum delictivo. En 2009 había sido condenado a 23 de años de prisión por el secuestro extorsivo de Cayetano José De Pascale, un empresario en La Matanza. El año pasado se fugó de la Unidad 15 de Río de Gallegos. Además, tenía en su haber causas por tentativa de robo, tenencia de arma de guerra, robo calificado, resistencia a la autoridad y lesiones dolosas leves.

En cuanto al hecho, los voceros consultados por el diario La Nación indicaron que a la 1.30 de ayer, cuando el ladrón ingresó, arma en mano, en la oficina de empleados de una estación de servicio YPF situada en Martín Miguel de Güemes al 3500, Ciudad Evita. En el lugar estaba el empleado Ernesto Spera, de 28 años, en compañía de su tío, el agente Lamboglia.

El ladrón les exigió que le dieran el dinero de la recaudación. Spera se alejó unos pasos hacia atrás y posibilitó así que su tío, tras identificarse como policía, sacara su pistola reglamentaria. Eso marcó el comienzo de un tiroteo. Durante el enfrentamiento, Lamboglia sufrió heridas en la ingle, un glúteo y una rodilla. El delincuente, en tanto, quiso escapar a la carrera, pero cayó sin vida 20 metros más allá, sobre la avenida Güemes.

El agente herido fue llevado al Hospital Alberto Balestrini e intervenido quirúrgicamente. Según se indicó en el parte médico, se encuentra fuera de peligro. La causa de ayer quedó a cargo del fiscal Claudio Fornaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios de La Matanza.

ASALTO EN UN KIOSCO

“Estás robada, estás robada”. La frase salió de boca del ladrón que irrumpió en el kiosco de la avenida Crovara 1445, en La Tablada (La Matanza). Sus palabras no venían solas, iban acompañadas por un arma de fuego y por un cómplice. Sin embargo, la dueña del pequeño comercio, Verónica Bauzada (40), y su esposo, Roberto Pavón (37), no estaban dispuestos a entregarse mansamente y decidieron reaccionar.

La mujer tomó el cuchillo que tenía para preparar los panchos que vende y enfrentó a los delincuentes, que se sorprendieron con su actitud. Su marido, además, la emprendió a los golpes. Los asaltantes gatillaron tres veces el arma, pero las balas no salieron y no les quedó otra que escapar, en un robo que quedó registrado por las cámaras de seguridad.

El hecho ocurrió el sábado a las 21.20. “No es la primera vez que me pasa. Me pidieron que les diera la caja. Después me dijeron ‘estás robada, estás robada'”, explicó. Los dos delincuentes se hicieron pasar por clientes esa noche que la pareja atendían el local. Roberto fue quien reaccionó primero y le entregó el dinero de la caja a uno de los delincuentes. El otro arrinconó a la mujer, que rápidamente agarró un cuchillo tipo tramontina que estaba junto a una máquina de panchos y lo apuñaló varias veces.