fbpx
sábado 7 de diciembre, 2019

Marcharon al Hospital Eva Perón de Merlo para pedir que la justicia investigue si la muerte de una adolescente fue mala praxis

Flavia Tenis murió por una peritonitis que, según su mamá, los médicos confundieron con un cuadro de vómitos y diarrea. La denuncia fue radicada en la seccional 1ª de ese distrito. Otro caso que pone en foco la actuación de los profesionales de la salud.

Mala praxis Merlo
Los allegados a la nena de 14 años que falleció en el Hospital Eva Perón de Merlo se manifestaron para pedir que la justicia active la causa

Familiares, amigos y compañeros de escuela de Flavia Tenis, la adolescente de 14 años que murió a mediados de mayo luego de que los médicos del Hospital Eva Perón de Merlo confundieran una peritonitis con un cuadro de diarrea y vómitos, se manifestaron este mediodía en las puertas del nosocomio para pedir que la justicia avance en la investigación para corroborar si en la intervención de los profesionales sanitarios hubo mala praxis.

Como informó en su momento Primer Plano Online (ver nota en link), la chica presentaba un malestar general cuando fue llevada al nosocomio por su mamá, Sonia Mabel Tenis. Según describió la mujer, a la menor la atendieron los médicos, le apretaron la panza y la mandaron de vuelta a casa “con pastillas para los vómitos y la diarrea”. Eso fue el jueves 16 de mayo, y la atendió Facundo García (M.N.165927), quien le mandó dos remedios y la mandó a su hogar. Recién el domingo posterior la adolescente parecía estar un poco mejor, pero el lunes volvió a caerse y de manera abrupta, porque no podía estar en pie siquiera.

LA HISTORIA DE LA MUERTE DE LA JOVEN QUE CONTÓ PRIMER PLANO ONLINE: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2019/05/26/festejo-15-nunca-llegara-murio-una-adolescente-hospital-eva-peron-merlo-familia-denuncia-mala-praxis/

De nuevo, aquel día la mujer concurrió a la guardia de ese mismo hospital con la chica, que se sentía “pésimo”. “Fue al baño y vino corriendo un muchacho de limpieza a decirme que estaba tirada ahí”, contó su mamá. Llegó de urgencia una enfermera, le tomó la presión y sus niveles estaban absolutamente desorbitados, con lo cual llamó a un cirujano para que se pusiera al frente del caso. “La llevaron al consultorio 5, le hicieron algunas evaluaciones y el médico indicó que se quedaba internada. Después de hacerle algunos estudios, el cirujano salió y me dijo que había que operarla de urgencia”, recordó Mabel.

Receta
La receta que firmó el profesional que la atendió a Flavia, que es el denunciado por la familia junto al resto de los intervinientes

Tras la cirugía, los médicos le informaron que a la nena le sacaron gran cantidad de pus de la panza y que tenía muy pocas posibilidades de sobrevida, porque en medio de la intervención sufrió un paro cardíaco. Al otro día, pasadas las 19 del martes 21 de mayo, tuvo un segundo paro cardiorrespiratorio y no lograron sacarla. “Salió el médico y nos confirmó que había tenido peritonitis y que no pudieron sacarla del cuadro gravísimo que presentaba”, recordó Mabel.

Flavia Margarita Tenis

En el mediodía de hoy, a casi tres meses del hecho, la mamá fue una de las personas que desplegó su indignación en las puertas del hospital. La movilización intentó ser un mensaje no sólo a la justicia sino también a la comunidad en general y a los médicos. Intenta evitar que un caso como el de su hija se repita, y anticipó que realizará al menos una manifestación por mes en el lugar para que el caso no caiga en el olvido.

Mabel aclara que el único médico al que denunció con nombre y apellido es García porque es el que le dio una receta firmada con sus datos y la matrícula habilitante, aunque no fue solamente él quien intervino en la atención de su hija. “Todavía no tuvimos respuestas y esperamos que alguien se haga cargo y pague por lo que le hicieron a mi gorda. No quiero que esos médicos sigan atendiendo ahí”, concluyó.

Flavia Tenis

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. MARCHARON AL HOSPITAL EVA PERÓN, POR UNA SUPUESTA MALA PRAXIS – Merlo día x día

Los comentarios están cerrados.