fbpx
jueves 5 de diciembre, 2019

Interpelación el intendente de Moreno: Festa no fue a la convocatoria porque la citación “estaba mal confeccionada”

Otro capítulo efervescente de la transición en ese distrito, que se sumó a la protesta de los trabajadores municipales. Pero, además, ni siquiera los concejales que habían votado citar al intendente se hicieron presentes en el recinto.

Walter Festa
El intendente Walter Festa no asistió a la convocatoria, pero lo más grave es que tampoco fueron 10 de los 16 concejales que habían votado interpelarlo

A menos de un mes para el recambio de autoridades, el Municipio de Moreno continúa viviendo horas convulsionadas. Escandalosas también, porque ayer durante la mañana hubo un corte en el Acceso Oeste que provocó un caos vehicular y les complicó la vida a miles de automovilistas.

Como sea, la tensión política tampoco cede y la transición entre la gestión saliente y entrante ni siquiera es tiene diálogo entre los protagonistas. Ayer, el intendente Walter Festa no acudió a la convocatoria hecha por el Concejo Deliberante para interpelarlo por cuatro puntos en particular, y respondió con una chicana a los ediles que habían votado la citación, muchos de los cuales tampoco asistieron al recinto.

Respuesta de Festa

El jefe comunal respondió, a través de un escrito, que estaba “mal confeccionada” la nota con el pedido de concurrencia. El argumento fue que no se le habían dado los cinco días hábiles que establece el artículo 77 de la Ley Orgánica de Municipalidades, plazo “para reunir la información adecuada con el objeto de dar datos útiles y necesarios”, respondió Festa.

El jueves pasado, 16 de los 24 concejales votaron interpelar al titular del Departamento Ejecutivo “en persona”. En el escrito plantearon la necesidad de que el intendente diera explicaciones por los expedientes que habilitaron la construcción de ‘Ciudad Barceló’, 20 barrios cerrados en 66 hectáreas sobre ruta 25, y el otro por una supuesta autorización para un piso más en el complejo ‘Solares IV’, ambos de la constructora Zag. Además, también buscaban indagar al Ejecutivo por la paralización de las obras de la calle Portugal; el reclamo vecinal por ocupación de la calle Lamadrid por parte de la empresa Bascerano, y el convenio para el recambio de luminarias.

Sin embargo, en la sesión de ayer, hubo 10 de los 16 concejales que votaron la interpelación que no fueron al recinto, incluido el presidente del Concejo, Horacio Chiqué, que tampoco convocó a la sesión extraordinaria para la escuchar al jefe comunal.

Mientras ese papelón político se sucedía, el conflicto con los trabajadores municipales se sostiene. Más allá del corte del Acceso Oeste y la movilización al cuerpo deliberativo para la frustrada sesión, el hecho de haber terminado de cobrar sus salarios el martes pasado no calmó el reclamo para que se adelante el 15% acordado por paritarias para diciembre. Siguen de paro, en un Municipio que sólo atiende los servicios con guardias mínimas.