fbpx
jueves 5 de diciembre, 2019

Marcharon en silencio por Juan Gregorio Díaz en Villa Tesei con críticas a la justicia: “estos jueces lo volvieron a matar”

La movilización pacífica la encabezó Vanesa Asís, viuda del vecino que fue asesinado para robarle la moto delante de su hijo, que también resultó herido en el ataque. Familiares y allegados de la víctima no salen de su asombro por el pronunciamiento del tribunal, que absolvió al acusado. Primer Plano Online, único medio presente acompañando el dolor de una familia devastada.

Marcha por Juan Gregorio Díaz
"Ellos (los jueces) son responsables de lo que pase de ahora en más con nosotros”, exclamó entre lágrimas la viuda de la víctima fatal

En medio de la congoja y la indignación, y con frases como que los jueces “volvieron a matar” a la víctima con el pronunciamiento que absolvió al acusado del horrendo crimen, familiares y amigos de Juan Gregorio Díaz realizaron una marcha pacífica y silenciosa por las calles de Villa Tesei para hacer visible la situación que atraviesan: sienten que el Estado una vez más los desamparó.

Es que primero no logró evitar que a un hombre de bien, que había ido a buscar a su hijo a la escuela, lo maten de manera sanguinaria para robarle la moto. Pero después, en medio de una lucha durísima de la viuda de la víctima y de su hijo adolescente, que también resultó herido en el brutal ataque a los tiros en la vía pública, la justicia los dejó expuestos y con las manos vacías.

Es que, en rigor, los jueces Marianela Tschiffely (presidenta del tribunal), Clementina Cristina Landolfi y Daniel Lepén (que votó en disidencia) prefirieron creer en la coartada del imputado y, por el beneficio de la duda y un tecnicismo, que refiere a la investigación inicial realizada por la Policía y la Fiscalía Nº 5 de Morón, lo absolvieron, cuando las pruebas que se reunieron en el expediente eran contundentes en su contra.

La principal, el reconocimiento que hizo del acusado el propio Juan Ignacio, hijo de Juan Gregorio, que tuvo cara a cara al asesino de su padre en el momento del hecho, y que luego lo identificó en rueda de detenidos. Pero después, en el juicio, el menor de edad presentó una coartada junto a testigos que fueron denunciados por falso testimonio por el fiscal del caso, Gabriel Iturri, porque mostraron contradicciones en sus relatos para defenderlo. Dijeron que estuvo en otro lado para defenderlo, pero con dichos que hicieron agua a todas luces. Igual los encargados de juzgar el caso prefirieron creerle a ellos.

Marcha por Juan Gregorio Díaz

“La verdad es que, si tenemos los jueces que tenemos, que optan por creerle a un asesino, que tengan en cuenta que a raíz de eso haya más víctimas. Corremos peligro nosotros, y el homicida no”, reflexionó ante la consulta de Primer Plano Online Vanesa Asís, la viuda de Juan Gregorio y mamá de Juan Ignacio.

Con lágrimas en los ojos, la mujer agradeció a quienes la acompañaron en la movilización y garantizó que hará todo lo que esté a su alcance para que el caso llegue al Tribunal de Casación y “pueda volver a creer”. “Uno ya no cree en nada. Es imposible creer que un homicida esté absuelto y una víctima ahora se tiene que proteger cuando su papá está muerto, destruyó una familia y va a seguir destruyendo. Que les quede bien claro: ellos (los jueces) son responsables de lo que pase de ahora en más con nosotros”, concluyó.

MÁS INFORMACIÓN DEL CASO: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2019/11/13/crimen-de-juan-gregorio-diaz-absolvieron-por-el-beneficio-de-la-duda-al-menor-de-edad-llevado-a-juicio-y-la-familia-esta-devastada/

La gran cantidad de vecinos y vecinas, de compañeros de trabajo de Juan y de familiares de víctimas marcharon junto a Vanesa y Juan Ignacio desde Kiernan y Vergara, la esquina donde funciona el colegio Parroquial Santa Marta (a donde Juan Gregorio había ido a buscar a su hijo), hasta la puerta de la comisaria de Villa Tesei. Las 16 cuadras que separan una esquina de otra fue de absoluto silencio y de un enorme repudio por el fallo judicial.

Llegados a la puerta de la comisaria, la marcha se detuvo y solo esperaron minutos con velas en mano y una gran bandera que rezaba “#Justicia por Juan, 1976/2018”. Luego partieron nuevamente al punto de convocatoria en el mismo silencio con que habían llegado. La Policía y los agentes de tránsito municipal acompañaron a la marcha en todo momento, lo que permitió que a pesar de cantidad de gente que acompañó a Vanesa no se produjera en ningún momento complicaciones con el tránsito. Es que las víctimas hasta en eso tienen la delicadeza de no molestar, pese a que el Estado les brinda cachetazos a diario.

Marcha por Juan Gregorio Díaz