Friday 10 de April, 2020

Escándalo en el Concejo Deliberante de Morón por un concejal que ocupó una banca que no le correspondía

Rodolfo Bentaverri, titular del PAMI, se sentó en el escaño que ocupaba Alejandra Liquitay, y estalló la interna dentro del bloque de Cambiemos. Se iba a tratar la preparatoria de la ordenanza Fiscal Impositiva y la derogación del retiro del busto de Néstor Kirchner.

Escándalo HCD Morón
Bentaverri conversando con María Eugenia Brizzi: el bloque de Cambiemos protagonizó un serie de gestión con disidencias

La última sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Morón se levantó en medio de un escándalo mayúsculo cuando bloque de concejales de Cambiemos pretendió sentar en una banca a Rodolfo Bentaverri, titular del PAMI local, para votar la derogación de una ordenanza y avanzar en la preparatoria para el ejercicio presupuestario de 2020.

En rigor, lo sucedido fue que dos ediles pretendieron ocupar el mismo escaño. Por un lado, el citado Bentaverri; por el otro, quien se venía desempeñando en ese lugar: Alejandra Liquitay. Ante esta situación, insólita por cierto, el resto de las y los concejales opositores se negaron a dar quórum y la sesión se levantó en medio de gritos cruzados e insultos desde los sectores oficialista y opositor.

Escándalo HCD Morón

En la sesión del día de la fecha se iban a tratar dos expedientes importantes: por un lado, la ordenanza preparatoria Fiscal Impositiva de cara al año que viene y la derogación del retiro del busto del expresidente Néstor Kirchner de la Plaza San Martín. Pero al final fue todo un escándalo y el último encuentro legislativo de la gestión Ramiro Tagliaferro terminó siendo un papelón político.

“Lo que se hizo hoy es parte de lo que castigaron los vecinos con su voto. Hubiera sido bueno que se vayan de otra manera”, reflexionó el concejal Jorge Laviuzza, del Frente Renovador. En esa sintonía, Sandra Yametti, del GEN, consideró que se trató de “un triste final de sesiones”, y responsabilizó directamente al bloque de Cambiemos. “El titular de PAMI se instaló en la banca de la que está en uso de licencia, sin exhibir si se encontraba en condiciones legales de hacerlo e impidiendo que podamos sesionar legítimamente”, indicó.

Desde el Frente de Todos, finalmente, consideraron que “lamentablemente, el intendente se va con un escándalo en la última sesión del año dando muestras una vez más de la poca importancia que este gobierno ha tenido con las instituciones y los procesos democráticos”.