fbpx
viernes 6 de diciembre, 2019

JAF colmó de rock el Auditorio Grande de la UNLaM con sus canciones clásicas en un recital unipersonal

El exintegrante de la recordada banda Riff brindó un show que cautivó a grandes y chicos con temas de su extenso repertorio por la música nacional. De esa forma se cerró el concurso ‘Bandas de Barrio 2019’.

JAF en la UNLaM
JAF brindó un recital que incluyó reconocidas canciones de su extenso repertorio

El músico Juan Antonio Ferreyra, más conocido como JAF, brindó un show en el Auditorio Grande de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), en el marco del cierre del “Concurso Bandas de Barrio 2019”, organizado a través del área de Actividades Socioculturales.

Con un recinto colmado por familias, con niños de distintas edades, el “Hombre del blues” abrió el espectáculo en solitario, con una particular guitarra recortada y sin clavijero. Allí, se despachó con “Diapositivas”, “Todo mi amor”, “Soy hombre de blues”, “Tal vez mañana brille el sol”, “El doctor” y “Maravillosa esta noche”, canción que, al tocar los primeros acordes, provocó la reacción de los espectadores.

Ahí mismo, el cantautor se detuvo y comenzó a interactuar con el público. “Me encanta estar tocando aquí porque veo muchos niños, y es muy bueno que les inculquen nuestra música, el rock, así que les agradezco que los hayan traído”, manifestó.

El recital unipersonal continuó con otros temas de su extenso repertorio, que comenzó en 1989 y se extiende hasta el presente, con 18 obras editadas y conciertos por todo el país. Pero, en un momento, convocó a los integrantes de Bloom, una banda de San Justo con más de tres décadas sobre los escenarios.

Así, ya en formato de cuarteto, interpretaron “Susy Cadillac” para empezar, pero, luego, siguieron con éxitos de Riff VII, álbum en el que JAF debutó discográficamente, guitarra al hombro, junto a Pappo, Vitico y Oscar Moro, y que es, de hecho, una de las obras maestras del rock nacional.

“Ex-terminador”, “Dios devorador” encendieron a los más rockers de la sala y su éxtasis, con sacudida de cabeza incluida, terminó con la frutilla del postre: “Rock and roll”, de Led Zeppelin.

Sin embargo, cuando los músicos se estaban despidiendo, un niño les gritó: “Toquen La espada sagrada, por favor”, tema que JAF ya había ejecutado en su tramo inicial acústico. Gratamente sorprendido por el pedido, el músico se calzó, nuevamente, la guitarra e hizo una noqueadora versión del hit de Riff.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario