Wednesday 29 de January, 2020

Identificaron al joven asesinado en Morón: se trata de un muchacho de 20 años domiciliado en Lanús y el autor del crimen está prófugo

Ezequiel Ernesto Moya, de 20 años, fue la víctima fatal de la pelea que se originó entre bandas a la salida del boliche Poker, en Villa Sarmiento. Las cámaras de seguridad permitieron confirmar que alguien que intentó separar en el enfrentamiento le pegó un tiro en el pecho.

Crimen en Morón
Ezequiel Ernesto Moya, de 20 años, fue asesinado a la salida del boliche Poker, en Villa Sarmiento

Los investigadores ya tienen identificado al autor del disparo que acabó con la vida de Ezequiel Ernesto Moya, de 20 años, el muchacho que murió esta mañana a la salida del boliche Poker, en Villa Sarmiento, tras una pelea de bandas en la que un amigo, supuestamente, intentó defenderlo y le terminó pegando un balazo en el tórax.

Como informó temprano este medio, el hallazgo del cuerpo se produjo en la intersección de Rivera Indarte y Tres de Febrero, y el caso aparece como esclarecido por el accionar de las cámaras de seguridad instaladas en la zona, que captaron el momento del enfrentamiento.

En rigor, la batahola se generó a la salida del local bailable ubicado sobre la Avenida Presidente Perón al 100. Según se pudo establecer en base al relato de dos testigos circunstanciales e inesperados del hecho, el chofer y un médico que se trasladaban en una ambulancia, el cuerpo del muchacho fue bajado desde un automóvil Peugeot 308 blanco, cuyos datos ya figuran en la causa y su titular está identificado.

Es más: quienes lo dejaron le dijeron a uno de los trabajadores “tomá, esto es para vos”. Se presume que lo llevaban al Hospital Posadas en un coche registrado a nombre de una persona en Quilmes, que no tenía impedimentos para circular. Los datos de los ocupantes del rodado ya fueron remitidas a la UFI Nº 7 de Morón, a cargo de la investigación del caso con el fiscal Pablo Ravizzini, quien decretó el secreto de sumario.

La calificación del expediente, por lo pronto, es de homicidio. La bala impactó en el hemitorax izquierdo de la víctima, con orificio de entrada y salida. La muerte, determinaron forenses, se produjo en menos de ocho horas antes del hallazgo del cuerpo.