miércoles 29 de enero, 2020

Pungas VIP: en un restaurante de Parque Leloir, dos delincuentes que simularon ser clientas, sustrajeron hábilmente la billetera de la mochila de una comensal

La operatoria la ejecutaron dos mujeres “muy bien vestidas” que se ubicaron en una mesa estratégicamente seleccionada para “carterear” a su víctima, que tenía la mochila colgada en el respaldo de la silla. En sólo ocho minutos llegaron, cometieron el atraco, se levantaron y se fueron. Mirá el video de cómo operan estas sagaces delincuentes.

Vestidas para...robar: camufladas bajo una impecable apariencia, así ingresaban al restaurante las delincuentes

El hecho ocurrió a primera hora de la tarde en el restaurante Robles de Florinda ubicado dentro del exclusivo y flamante paseo comercial Solaria, sobre la avenida Martín Fierro al 2900, en su intersección con la calle De Los Reseros en Parque Leloir.

Dos jóvenes se sentaron en una mesa a espaldas de la que ocupaban Julieta y su jefa, quienes habían asistido al local para almorzar en el horario de receso laboral. Como se puede ver en la filmación de las cámaras de seguridad del local gastronómico, una de las ladronas se arropa con una chalina para tapar sus brazos y manos, y así evitar que los clientes presentes perciban el robo que estaba por perpetrar.

Después de hurgar en la mochila de su víctima, mientras seguía en plena conversación con su cómplice, se hizo de la billetera de Julieta. Antes de apropiársela definitivamente, la revisó con dedicación para comprobar su contenido, tras lo cual la guardó y junto a su acompañante se levantaron y se fueron sin consumir nada.

La permanencia de las jóvenes pungas en el restaurante fue de tan sólo ocho minutos según después se pudo constatar en la filmación.

Como Julieta había abonado la comida antes del robo, no se percató de la falta de su billetera hasta tanto se levantó para retirarse. “Fue en ese momento cuando me di cuenta de que la mochila estaba demasiado liviana y miré en el interior para ver qué me faltaba”, relató a Primer Plano Online. Al darse cuenta de la ausencia de la billetera consultó a los comensales presentes si la habían visto caer, a lo que todos respondieron que no. “Sí me manifestaron que les había llamado la atención que las dos chicas sentadas a mi espalda habían permanecido muy poco tiempo en el restaurante y se fueron rápidamente. Coincidieron además en que ambas tenían muy buena apariencia  y que para nada se les ocurrió que podían ser ladronas”. La acompañante de Julieta, por su parte, quedó absorta después del robo porque las tenía de frente y no percibió absolutamente nada.

Las cámaras de seguridad de Robles de Florinda captan la retirada de las hábiles ladronas de billeteras
Las cámaras de seguridad de Robles de Florinda captan la retirada de las hábiles ladronas de billeteras

El personal del local se puso a disposición de la damnificada, le facilitó la filmación, las fotos de las delincuentes captadas desde sus cámaras de seguridad y se ofrecieron como testigos para realizar la denuncia. Sin embargo  Julieta decidió dirigirse sola a la comisaría Ituzaingó 3ra. de la calle Las Cabañas donde informó sobre lo ocurrido y detalló la sustracción de dinero en efectivo, tarjetas de crédito, los DNI de ella y de sus hijos, y sus respectivos carnets de la prepaga. Con bronca se retiró con una promesa: «en adelante voy a estar más atenta y menos relajada sobre mis pertenencias, aunque esté en un lindo restaurante de Parque Leloir».