Wednesday 29 de January, 2020

Lucas Ghi juró como intendente de Morón ante un Concejo Deliberante desbordante y luego celebró en la plaza con miles de vecinos y vecinas

El flamante jefe comunal reiteró un diagnóstico durísimo sobre el estado de situación a nivel local, con una deuda que hereda por encima de los mil millones de pesos. “Venimos a hacernos cargo, sabemos cómo hacerlo”, aseguró.

Asumió Ghi
“No hay que dramatizar el conflicto, que es inherente a la democracia", señaló Lucas Ghi tras jurar en el cargo

Lucas Ghi prestó juramento “por el honor y por la patria” y asumió formalmente como intendente de Morón. Lo hizo en una breve ceremonia ante un colmado Concejo Deliberante, que luego siguió con un festival popular en la Plaza San Martín que lució colmada de militantes y vecinos que se acercaron a escuchar la palabra del nuevo jefe comunal. Lo acompañaron el exintendente Martín Sabbatella; la diputada nacional Mónica Macha; la intendenta de Moreno, Mariel Fernández; y el director de OCEBA y referente local del Frente Renovador, Martín Marinucci. Sobre el cierre del acto arribó el flamante ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis.

La plaza central de Morón colmada para acompañar la asunción del intendente Ghi, que recibió al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, junto a Martín Sabbatella
La plaza central de Morón colmada para acompañar la asunción del intendente Ghi, quien recibió al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, junto a Martín Sabbatella

“Asumimos una situación extremadamente delicada. Esta administración deberá honrar deudas por mil millones de pesos. Es mucha plata. Sólo hay un proveedor que tiene acreencias que ascienden a 600 millones de pesos. Es una cifra escandalosa, preocupante”, señaló Ghi ante cientos de vecinos y vecinas que se dieron cita en el espacio público ubicado frente al Municipio.

“Así como le digo esto, sepan que tengo un equipo de hombres y mujeres dispuestos a resolver estos problemas y volver a poner de pie al Estado Municipal”, agregó en su discurso, varias veces interrumpido por aplausos militantes. “Venimos a hacernos cargo, sabemos cómo hacerlo”, enfatizó.

Ghi también dejó un mensaje para superar definitivamente la grieta, también en el distrito. “No hay que dramatizar el conflicto, que es inherente a la democracia. Vamos a respetar la colocación del busto de Raúl Alfonsín y lo vamos a cuidar y a proteger. No vamos a tomar ninguna acción destemplada, como cuando nos quitaron el busto de nuestro expresidente Néstor Carlos Kirchner, a quien nosotros también reivindicamos y valoramos. Ambos son parte de nuestro legado histórico”, subrayó.

“Creemos en una sociedad movilizada, críticamente solidaria y activa. Y la transparencia para nosotros es otro vector clave, insoslayable. Desde que terminamos nuestro mandato pudimos caminar por las calles y nadie nos levantó un dedo oprobioso jamás. Como entramos nos fuimos. Y podemos dar cuenta de quiénes somos, cómo vivimos y dónde vivimos. Para nosotros, el mandato ético es un imperativo y lo será con cada decisión que tomemos”, finalizó.