miércoles 29 de enero, 2020

Según un informe, Macri dejó el gobierno con la peor expansión de la red de gas residencial de la historia

Entre 2016 y agosto de 2019 (últimos datos disponibles), la incorporación de nuevos usuarios residenciales es la más baja registrada. Es 36% menor a la del mismo período anterior (2012 - agosto 2015) y 46% menor a la del máximo histórico (2008 - agosto 2011). Los datos.

Hornallas
La baja en las conexiones domiciliarias responden al "desplome histórico del consumo fronteras adentro"

Mientras se escuchó en varias ocasiones asegurar que la administración de Mauricio Macri había revertido la crisis energética y hasta se vanaglorió de exportar gas, la realidad contrasta con aquel relato.

Es que según los datos publicados por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), cuyo responsable es el especialista Federico Bernal, entre 2016 y agosto de 2019 (últimos datos disponibles), la incorporación de nuevos usuarios residenciales es la más baja de la historia.

En rigor, el registro es un 36% menor a la del mismo período anterior (2012 – agosto 2015) y 46% menor a la del máximo histórico (2008 – agosto 2011). Lo concreto es que la gestión Macri (enero de 2016 a agosto de 2019) incorporó 390.445 nuevos usuarios residenciales al servicio público de gas natural.

Eso representa el número más bajo desde que el ENARGAS informa los cambios en la cantidad de usuarios registrados por el sistema. Respecto al mismo período inmediato anterior, fueron 218.998 usuarios menos.

Por otra parte, cabe señalar que, en el acumulado a agosto de este año, tercero de tarifazo, se incorporaron 68.948 nuevos usuarios, 4% más que en iguales meses de 2018, pero 24,3% menos que en 2015 mismo período (91.106 nuevos usuarios).

Según la interpretación de Bernal, la baja “obedece mayormente al exceso de gas derivado del desplome histórico del consumo fronteras adentro, así como de la fortísima desaceleración en la expansión de la red de gas domiciliaria”.