sábado 4 de abril, 2020

La fabulosa estafa de los créditos UVA alcanza a usuarios que compraron vehículos: una familia de Castelar y el infierno de nunca acabar

Arrancaron pagando una cuota de $6.000 al Banco Provincia y ya está en los 14.000, con el agravante de que el rodado debieron venderlo porque se les hizo imposible el mantenimiento. Sin embargo, la deuda les quedó y deben enfrentarla mensualmente.

El sueño que se convierte en odisea: el auto que habían comprado Gustavo y Verónica, que finalmente tuvieron que vender

Los créditos UVA, presentados durante el macrismo como la solución para acceder en forma rápida a montos que de otra manera los usuarios no podrían, se convirtieron desde hace un tiempo en una verdadera pesadilla para quienes optaron por financiarse vía ese mecanismo. Una familia de Castelar es apenas un ejemplo del infierno al que, mensualmente, están sometidos los deudores.

Es que todo depende de las distintas variables que se toman en consideración, como el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que refleja el índice de precios al consumidor, es decir, la inflación. Todo eso se expresa en Unidades de Valor Adquisitivo (UVAs), que son lo que el acreedor (entidad bancaria) le cobra a quien le otorgó el préstamo.

“Nosotros al banco Provincia le tenemos que devolver UVAs, no pesos. Naturalmente se pagan con esa moneda, y para que entiendan, arrancamos pagando $6.000 de cuota y ahora se nos fue a $14.000. Es una escalera que no termina nunca de subir”, graficó Gustavo Calfat, quien junto a su esposa Verónica Lobos tuvo la idea de meterse en la aventura de comprar un 0 kilómetro en noviembre de 2017 y ambos lo viven como un infierno.

Verónica y Gustavo sacaron un préstamo con una cuota inicial de $6 mil y ya están pagando $14 mil
Verónica y Gustavo sacaron un préstamo con una cuota inicial de $6 mil y ya están pagando $14 mil

La UVA arrancó con un valor de $14,05, que equivalía al costo promedio de construcción de un metro cuadrado. Actualmente, su valor es de $46,53, casi un 230% más. Encima, el auto que habían adquirido lo tuvieron que vender, dado que ya no podían mantenerlo. “Aumentó la cuota del crédito, la patente, el seguro, la nafta. Era imposible tenerlo”, contó Calfat durante una conversación telefónica con Primer Plano Online.

Justo hoy trascendió una resolución del Banco Central de la República Argentina (BCRA), cuyas autoridades le solicitaron a las entidades financieras que remitan información de aquellas “personas humanas” que hayan tomado un crédito de estas características.

El pasado 2 de enero las cuotas de los créditos UVA fueron congeladas, pero durante 30 días y sólo para quienes los destinaron a la compra de una vivienda única. Claro, al igual que el matrimonio Calfat-Lobos, como consecuencia de la alta inflación luego de las devaluaciones de 2018 y 2019, aquellos tomadores tienen serias dificultades para pagar una cuota que fue en franco aumento.

VER TEXTO COMPLETO DE LA LEY SANCIONADA: 

http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/330000-334999/333564/norma.htm

En diciembre pasado, el Congreso Nacional también los excluyó de una solución al dejarlos al margen de un artículo, el 60, de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública (27.541). Es que en el texto se estableció que “el Banco Central de la República Argentina realizará una evaluación sobre el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos UVA para la adquisición de viviendas y los sistemas de planes de ahorro para la adquisición de vehículos automotor, sus consecuencias sociales y económicas, y estudiará mecanismos para mitigar sus efectos negativos atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor”.

Planes de ahorro no es igual a créditos para la compra de un vehículo, que se obtuvo directamente ante un banco, ya sea público como privado. Por eso se autoconvocan en las puertas del Banco Central para el próximo 22 de enero para realizar una sentada y exigir que las autoridades contemplen una solución al calvario que atraviesan.

Como Gustavo y Viviana, que pidieron $240 mil para llegar a su auto a pagar en 48 cuotas y hoy sigue escalando la deuda, hay cientos de familias y personas que sufren idéntica odisea.

1 Comentario en La fabulosa estafa de los créditos UVA alcanza a usuarios que compraron vehículos: una familia de Castelar y el infierno de nunca acabar

Los comentarios están cerrados.