lunes 24 de febrero, 2020

En un clásico caliente, Morón rescató un punto como local ante Chicago, pese a jugar casi todo el partido con un hombre menos

El equipo de la dupla debió sobreponerse a la expulsión de Facundo Gómez cuando apenas se jugaban dos minutos de partido. Orden táctico y sacrificio, las claves de un ‘Gallo’ que dejó una buena imagen, sobre todo por saber responder en la adversidad.

Morón se hizo fuerte en el Urbano y rescató un punto en un clásico que se hizo cuesta arriba desde el inicio

Ante una gran cantidad de público local, que copó gran parte del estadio Francisco Urbano, Deportivo Morón empató con Nueva Chicago sin goles pero con una particularidad: debió sobreponerse a un cotejo que se le hizo cuesta arriba casi desde el vestuario, dado que sufrió la expulsión y un penal en contra antes del segundo minuto de juego. Con orden táctico, inteligencia y sacrificio, el local se hizo fuerte desde el corazón y logró sacar adelante un partido que parecía ser una odisea.

Un partido que se distorsionó desde el inicio. Sólo iban dos minutos cuando Facundo Gómez, el central que hoy debutaba con la camiseta de Morón, le dio un cabezazo irresponsablemente  a Valentín Viola. Penal para la visita y expulsión para el central local. Sin embargo, el alma volvió al cuerpo de los hinchas del ‘Gallo’ luego de la ejecución muy pobre de Viola, que remató suave abajo ligeramente contra la izquierda, lugar al que se arrojó Salvá y contuvo.

El juego seguía sin goles, pero el equipo de la dupla con un jugador menos. Todo cuesta arriba. Planes cambiados casi sin siquiera haber transpirado. Lillo se tiró unos metros atrás para cubrir el lugar que dejó el Gómez, aunque antes del cuarto de hora los técnicos debieron meter mano en la estructura y sacrificaron a D’Angelo para dar lugar al ingreso de Cortave. Cuatro en el fondo de nuevo, tres volantes de marca y los dos puntas allá arriba.

Lógico el repliegue del local y la cesión del balón a Chicago. Iban 19 minutos cuando el ‘Pitu’ Arnaldo González reventó el travesaño con un derechazo desde afuera. La tensión en el estadio se notaba en cada jugada. Aguante y resistencia de un Morón al que todo le cambió para mal casi sin darse cuenta. Encima, la formación de De Paoli empezó a mostrar movilidad para conseguir los espacios que, inevitablemente, iban a aparecer.

La primera llegada del ‘Gallo’ fue tras una gran corrida por sorpresa de Broggi por el sector derecho para recibir un pase pintado de Pérez Godoy. El lateral optó por patear al arco cuando se imponía el centro al medio, y la pelota se fue contra el palo izquierdo. En la contra, un zurdazo del recién ingresado Brizuela pegó en el caño derecho tras una carambola, y en la siguiente Viola también remató desde afuera y otra vez el arquero local la mandó al córner. Y para cerrar un gran primer tiempo, Alvarenga recibió un pase en el área, se sacó dos hombres de encima y pateó por lo bajo, pero alcanzó a atajar Miraglia con las piernas.

Akerman, el emblema de Morón, jugó un buen partido y luego fue reemplazado por Nicolás Ramírez (foto Prensa Deportivo Morón)

Las imprecisiones se apoderaron de Chicago en el arranque del complemento. Si bien fue el dueño del balón, el embudo defensivo que presentó el local terminó siendo impenetrable. Orden y sacrificio, las dos consignas principales que la dupla le dio a sus muchachos. Y aprovechar cada contra como si fuese la única que iba a aparecer. Iban seis minutos cuando Akerman bajó hasta el círculo central para, de cachetada, habilitar a Pérez Godoy. El volante corrió en soledad, la cruzó al medio y Gissi, por milímetros, no alcanzó a empujarla. Fue la más clara del partido para el local.

El ‘Torito’ recién logró generar algo en ofensiva pasado el cuarto de hora, cuando Melo bien abierto por la derecha metió un centro al área chica y Castellón se la llevó por delante, aunque la tiró a la tribuna. Encima a los 20, Viola, que redondeó una tarde para el olvido, se tiró con ambos pies hacia adelante, golpeó a Salvá y el árbitro, sin dudarlo, le mostró la roja directa. Restaban 25 minutos y estaban diez contra diez, aunque con un enorme desgaste físico del ‘Gallo’.

En esa jugada el partido prácticamente se cerró, entre la incapacidad de la visita y el cansancio del local. Para Morón, un punto que suma y mucho, sobre todo por la forma en que lo consiguió. Para Chicago, otra frustración de un equipo que no reacciona y sigue hundido en el descenso, que esta temporada se define por puntos y ya no por promedios.

SÍNTESIS:

DEPORTIVO MORÓN: Julio Salvá; Cristian Broggi, Facundo Gómez, Emiliano Mayola y Nicolás Martínez; Fabricio Alvarenga, Cristian Lillo, Lucas Pérez Godoy y Ezequiel D’Angelo; Damián Akerman y Kevin Gissi. DTs: Sergio Lara y Sebastián Sibelli

NUEVA CHICAGO: Alan Minaglia; Gonzalo Vivas, Luis Maldonado, Rodrigo Tapia y Julián Cosi; Axel Juárez, Facundo Mater, Facundo Castillón y Arnaldo González; Alejandro Melo y Valentín Viola. DT: Rodolfo De Paoli

CAMBIOS: 13′ Matías Cortave por Ezequiel D’Angelo (DEP); 35′ Favio Brizuela por Gonzalo Vivas (NUE); 53′ Nicolás Ramírez por Damián Akerman (DEP); 68′ Emiliano Trovento por Facundo Castillón (NUE); 73′ Guillermo Villalba por Fabricio Alvarenga (DEP); 74′ Gonzalo Miceli por Favio Brizuela (NUE).

EXPULSADOS: 2′ Facundo Gómez (DEP) y 64′ Valentín Viola (NUE).

ÁRBITRO: Pablo Dóvalo

INCIDENCIA: 5′ Julió Salvá (DEP) le atajó un penal a Valentín Viola (NUE)