Monday 1 de June, 2020

A dos semanas del asesinato del cajero del Banco Nación, sus amigos lo recuerdan como un metalero sensible que deja un vacío difícil de llenar

La familia y los amigos de Germán Chavez Torrez lo recuerdan con dolor pero sin bajar los brazos en el pedido de justicia para que su muerte no quede impune. Sus compañeros de banda y amigos compartieron con Primer Plano Online detalles y anécdotas de la vida de este joven multifacético.

El 31 de enero Germán Chávez Torrez llegó al Banco Nación de Isidro Casanova  antes de las 10. Allí trabajaba desde hacía nueve años. Pocos minutos después, ocurrió la tragedia. Cuatro delincuentes armados entraron a robar en la sucursal; él se habría resistido a entregar el dinero y uno de los ladrones le disparó en la cabeza.

Sin embargo, el lugar en el que Germán encontró la muerte no era el espacio en el que desplegaba sus pasiones, que eran varias. Era amante de los videojuegos, hincha fanático del Deportivo Morón,  apasionado del heavy metal y de su banda ‘Furtivos’ donde tocaba el bajo.

Integrado por Juan Cáceres y Fernando Sauco en la guitara, Matías Chao en la voz, Leonel Giménez en batería y Germán a cargo del bajo, el grupo había estado trabajando a destajo durante los últimos meses en la grabación del video «Verte Partir».

Paradoja del destino, si bien el tema estuvo inspirado en la pérdida de un ser querido, podría comprender cualquier pérdida importante en la vida. “Tratamos con mucho respeto el hecho de sacar a la luz este sentimiento de profunda tristeza y convertirlo en un vídeo, en una canción que acompañe a cada uno en su dolor. Esperamos que al verlo y cantar esta canción puedan sentirse impulsados a superar el dolor y luchar por sus sueños como nosotros lo estamos haciendo” describía la banda  al presentar el material filmado íntegramente en la localidad de Carlos Keen, partido de Luján, en abril de 2019.

Si bien la partida de Germán dejó perplejo a un país entero, sus compañeros metaleros se estremecieron al enterarse de la noticia y siguen sin poder creer lo que ocurrió. El día de su muerte postearon en la cuenta oficial de Furtivos en Facebook : “QEPD Germán Chávez Torrez tantos años compartidos! Te fuiste a otro plano injustamente sin elegirlo. Pedimos justicia por vos y te recordamos con la felicidad con la que disfrutaste tantos años tocar juntos! Gracias por todo. Fuiste enorme!”

German tocaba el bajo desde hacía 4 años. Un jueves la banda tenía una presentación pero no tenían bajista. Fue entonces cuando él se propuso para “salvarlos” y finalmente se quedó para ser parte de Furtivos. “Con esas actitud entró al grupo; así era para todo”, rememora Fernando Sauco.

“Germán va a ser un Furtivo más de nosotros toda la vida” sentencia a su tiempo Juan que describe la música de la banda  como metal con guitarra pesada que sólo toca temas propios que todos sus integrantes componen. German también escribía y sus compañeros recuerdan en diálogo con Primer Plano Online que el estribillo de uno de sus temas terminó tatuado en la piel de un fanático. La letra reza: “contra todo aquello estaré, luchando siempre internamente, y si caigo me levantaré más fuerte que antes”.

Germán con los integrantes de Furtivos; sus amigas Laura; (arriba) y Verónica (abajo) y sus compañeros de banda Fernando y Juan

Germán Chávez Torrez dejó un vacío muy grande en su entorno que será difícil de llenar. Sus amigos lamentan su pérdida en lo personal aunque en todos los casos los estremece el vacío que su ausencia dejó en la casa de sus padres –Trinidad y Rinaldo- con quienes vivía.

Verónica, su mejor amiga, no puede entender que él ya no esté. “Éramos muy pegados, compartíamos vacaciones, recitales y películas de Mavel”. Ella es además la fotógrafa de la banda y los seguía a todos lados. Está convencida de que su misión en el mundo hoy es acompañar a los padres de Germán “porque su ausencia se siente mucho”, mientras prepara un cofre colmado de fotos y videos para que ellos conserven.

Ante la requisitoria de este medio, su amiga lo describe con emoción: “era muy sociable, compañero, buena persona y amante del punk. Era demasiado bueno, difundía bandas under en su canal de Youtube y andaba por todos lados, era muy inquieto”. En lo que a su aspecto respecta, con el ojo aguzado por su profesión la joven asegura que “era fotogénico, tenía cara simétrica, hace un tiempo se había cortado el pelo y se preparaba con esmero para salir a tocar. Si bien usaba lentes, se los sacaba para subir al escenario de puro fachero que era. Siempre decía que le gustaba agradar al oído del público”.

En estos días Verónica planea organizar un festival “para hacer ruido y recordarlo de la mejor manera con amigos y con su familia. Vamos a convocar a otras bandas en homenaje a él para poder  canalizar nuestro dolor a través de la música”, se consuela.

Otra de sus amigas entrañables es Laura, que se puso a la cabeza de la organización de una marcha que se realizó “para que los que quieren a Germán no dejen que su muerte quede en el olvido e impune. Le arrebataron la vida y a los padres le quitaron lo más valioso que tenían”.

La amistad que forjaron hace seis años la lleva a describirlo con autoridad. “Era respetuoso, humilde, tenía valores y una sensibilidad extrema: era un tipazo de los que no se suelen encontrar fácilmente en la vida”.

3 Comentarios en A dos semanas del asesinato del cajero del Banco Nación, sus amigos lo recuerdan como un metalero sensible que deja un vacío difícil de llenar

Los comentarios están cerrados.