Monday 24 de February, 2020

Isidro Casanova: Denuncian que corría una picada el auto que pasó un semáforo en rojo, chocó a otro vehículo y mató a una bebé que salió despedida por el parabrisas

El hecho ocurrió en la intersección de la avenida Juan Manuel de Rosas y De los Incas, cerca de una zona de boliches. La criatura de once meses salió eyectada por el parabrisas del vehículo y falleció dos días después.

Ruta 3 y De los Incas, la esquina de la tragedia

Una bebé de 11 meses murió luego de que el auto donde viajaba con sus padres fuera embestido de frente por otro vehículo, que cruzó el semáforo en rojo en la localidad bonaerense de Isidro Casanova. En la intersección de la avenida Juan Manuel de Rosas y De los Incas, el Volkswagen Gol en el que viajaba la niña con sus padres esperaba la señal que lo habilitara a girar hacia la izquierda.

Cuando la luz se puso en verde, el automovilista procedió a cruzar la avenida sin advertir que se aproximaba un Ford Focus a alta velocidad que se los llevó por delante desencadenando el accidente fatal.

Tras el violento impacto, la criatura salió despedida por el parabrisas y quedó tendida inconsciente en la vereda tras golpear su cabeza con el asfalto. Sus padres desesperados decidieron trasladarla por sus medios al hospital Paroissien ubicado a tan solo una cuadra del lugar para que recibiera asistencia médica.

Después de las primeras curaciones, la niña fue trasladada a la Clínica La Trinidad, de Capital Federal, donde no pudieron revertir el cuadro y finalmente falleció dos días después.

La bebé fue llevada a un hospital de la zona y luego trasladada a Capital Federal donde falleció un par de días después del accidente

Testigos del accidente se comunicaron con el 911 y cuando los efectivos policiales arribaron al lugar constataron que el VW Gol tenía destruido el lateral derecho, producto del impacto. En ese vehículo viajaban un hombre de 25 años y su pareja de 22 junto al bebé.

El Ford Focus, en tanto, tenía toda su parte delantera desfigurada y ninguno de sus ocupantes se encontraba bordo. Sin embargo, cuando habían pasado algunas horas del choque y la Policía bonaerense comenzaba a buscar al conductor, se presentó en la UFI Nº 3 de La Matanza un hombre llamado Jorge Daniel Sosa, oriundo de González Catán que declaró: “Yo soy el que manejaba por Rosas y chocó.

El fiscal Gastón Bianchi, a cargo de la investigación, solicitó la entrega de todas las filmaciones de las cámaras municipales y de los comercios de la zona para poder establecer cuál fue el recorrido previo al choque. Si bien la calificación del hecho es ahora ahora homicidio culposo agravado por la conducción imprudente, si aparecen los elementos suficientes podría pasar a ser un dolo eventual, lo que significa que el conductor debió haberse imaginado que manejar de esa manera podría haber provocado un accidente.

La Justicia también solicitó un examen de alcoholemia de Sosa, medido por análisis de sangre y no con un test de pipeta, ya que cuando se entregó habían pasado demasiadas horas desde el momento del accidente.

Sin embargo, una declaración testimonial resultará clave: el acompañante de Sosa al momento del hecho que estuvo con él cuando juntos se dieron a la fuga, dio indicios de que habían estado bebiendo.

A pocas cuadras de donde se produjo el siniestro, se encuentra la zona de bares y boliches de Casanova; por lo que cobra fuerza la hipótesis de que los ocupantes del Focus podrían haber estado alcoholizados e incluso corriendo picadas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario