jueves 2 de abril, 2020

Secuestraron al director de un colegio de Moreno y le robaron más de 300 mil pesos: sospechan que lo tenían marcado

Hay tres detenidos y un prófugo ya que el auto en el que se movían los delincuentes estaba a nombre de uno de ellos. Sabían dónde vivía la víctima y que había cobrado una importante suma de dinero por lo que se inclinan sobre la hipótesis de un posible entregador.

Los malvivientes amenazaron a la víctima con quemarla con una plancha

El último viernes por la tarde y en pleno centro del partido bonaerense de Moreno cuatro delincuentes secuestraron al director de un colegio privado, lo llevaron cautivo hasta su casa y después de amenazar con torturarlo escaparon con más de 300 mil pesos.

Los secuestradores se movilizaban en un Volkswagen Gol gris claro e interceptaron al director apenas unos minutos después de que saliera de la escuela. En la casa del hombre solo estuvieron media hora pero fue suficiente para que la víctima entendiera que estaban dispuestos a todo.

Según informó el Semanario Actualidad, los cuatro hombres estaban armados pero mientras le exigían que entregara el dinero, además, lo amenazaron con quemarle la cara con una plancha que encontraron en el lugar y que ya habían conectado.

Así, huyeron con un botín aproximado de 320.000, entre pesos y dólares pero no pudieron mantenerse prófugos durante mucho tiempo. Habían actuado a cara descubierta y, además, el auto en que el circulaban, que quedó registrado en las cámaras de seguridad municipales, estaba a nombre de uno de ellos.

Con los datos del dueño del Volkswagen Gol se produjo la primera detención en la madrugada del sábado en el centro de La Reja. Otros dos delincuentes fueron detenidos poco después y buscan todavía al cuarto cómplice, que permanece prófugo.

Según los indicios reunidos en la investigación, no se habría tratado de un hecho al voleo sino que los secuestradores tenían marcada a la víctima. Sabían dónde vivía y que había cobrado una importante suma de dinero por lo que se inclinan sobre la hipótesis de un posible entregador.

En los allanamientos secuestraron casi la totalidad del botín que se habían llevado y un revólver calibre 38 con la numeración suprimida. Todos los detenidos fueron acusados de los delitos de “Privación ilegítima de la libertad, robo agravado por el uso de arma, en poblado y en banda y encubrimiento”.