Monday 25 de May, 2020

Alberto Fernández calificó de “hipócritas” a quienes piden la baja de sueldos de funcionarios y avaló proyectos para cobrar impuestos a los que blanquearon plata negra

El Presidente salió al cruce del planteo realizado por sectores de la oposición política, que en muchos Municipios ya tuvo eco a partir de la decisión de intendentes y concejales de recortarse los salarios. Una discusión que va más allá de las diferencias partidarias.

Alberto Fernández y dos de sus estrechos colaboradores: el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Economía, Martín Guzmán

“He visto que los jueces de la Corte han donado el 25% de su sueldo. Está muy bien, pero quiero decir que el 25% del sueldo de un juez de la Corte es casi el sueldo del Presidente de la Nación”. El presidente de la Nación, Alberto Fernández, salió al cruce de los pedidos para que la clase política se rebaje los salarios, particularmente diputados, senadores y funcionarios públicos en general.

El jefe de Estado reivindicó el trabajo que realiza su equipo de colaboradores. “Yo quiero decir que soy parte de un gobierno de funcionarios que los llamás a las 7 de la mañana y están; los llamás a la una de la mañana y están; y siempre tienen respuestas para todo”, respondió consultado por el periodista Horacio Verbitsky en una entrevista publicada por el portal El Cohete a la Luna.

“Ninguno de mis funcionarios tiene cuentas en el exterior, empresas off shore o propias de donde sacan utilidades. Viven de su sueldo y ninguno tiene sueldos exorbitantes, ni yo lo tengo. Yo reivindico la política y el servicio público que la política presta. No voy a ser un hipócrita: esa no es la solución que la Argentina necesita”, enfatizó Fernández.

 

La mirada del Presidente va más allá de los reclamos que se oyen con cacerolas principalmente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Si la política tuvo personajes que la han desmerecido, yo no soy uno de ellos. Y los que me acompañan tampoco lo son. No voy a subirme a esa lógica. Soy un servidor público, estoy feliz de serlo y los servidores públicos vivimos de dedicar todo nuestro tiempo al servicio público”, sentenció.

Al mismo tiempo, respaldó los proyectos que elabora el diputado nacional Máximo Kirchner, que propone cobrar un impuesto especial a quienes blanquearon dinero durante el gobierno anterior, y a aquellas personas o empresas que tengan capitales que superen un monto determinado, que fijará el Congreso.

“Eso tiene una lógica mejor. Los que más han ganado o se han beneficiado con un blanqueo después de defraudar al Estado no pagando impuestos, es mucho más razonable pedirles un esfuerzo a ellos que pedírselo a Carla Vizzott (NdR: la viceministra de Salud de la Nación), que gana 150 mil pesos y está todo el día en la calle viendo cómo combatir el coronavirus”, señaló el Presidente.

Y concluyó: “No seamos hipócritas. Los que han hecho esta propuesta son los que nos llaman populistas a nosotros. Digamos la verdad y ganémonos nuestro sueldo sirviendo a la gente, no buscando títulos en los diarios”.