Wednesday 8 de July, 2020

Con la camiseta a todos lados: el hincha de Morón solidario que viajó a China en un vuelo sanitario

Cristian Lettieri integró la tripulación de Aerolíneas Argentinas que fue hasta Shanghai a buscar insumos para traer al país. Un vuelo de 60 horas en continuado, con apenas un par de escalas y gran parte realizado siempre de noche. Un fanático del ‘Gallo’ que mostró la insignia del club de sus amores en la otra punta del mundo.

Cristian Lettieri es otro de los habitantes de la región oeste que hace inflar el pecho. De manera voluntaria, para “aportar un granito de arena en la lucha contra la pandemia”, se anotó para ser parte de una de las tripulaciones de los vuelos de Aerolíneas Argentinas para ir a China en busca de insumos sanitarios. Y le llegó el momento de hacer la travesía rumbo al gigante asiático, que implica volar 60 horas casi en continuado.

Al regresar, este hincha fanático del Deportivo Morón atendió telefónicamente a Primer Plano Online. Terminaba de contarle a su familia y allegados, principalmente a su hijo Luca, de qué se trató la aventura que le tocó protagonizar. Y se hizo un rato para dialogar con este medio, con el cual había intercambiado mensajes desde su escala en Auckland, en Nueva Zelanda, a donde pararon para cargar combustible.

PRIMERA PARTE DEL TESTIMONIO DE CRISTIAN LETTIERI: 

“Salimos el 29 de mayo a las 23 de Ezeiza. Hicimos escala en Auckland, donde el avión se abasteció. Paramos por una hora. De ahí el último tramo a Shanghai, que son 13 horas más”, contó Lettieri en conversación con este medio. Ya salieron desde Buenos Aires con lo que se conoce como “manifiesto de vuelo”, es decir, ya sabían lo que iban a buscar, el peso y el tamaño de las cajas. “Las naves se reconfiguraron y se quitaron los asientos para cargar las cajas”, aclaró.

Cuando llegaron a China, había gente que los estaba esperando. Su tarea fue empezar a llenar el avión con los insumos que debían volar rumbo a la Argentina, todos sanitarios. Lo hicieron preparados con equipos especiales y apenas tenían permiso para bajar a la pista. Esa tarea, mas el acondicionamiento de la aeronave, demandó cuatro horas y media.

«Son 60 horas, un trabajo enorme. Eso se hace para poner un granito de arena a esta pandemia”, contó Lettieri sobre el vuelo

 

En ese interín, Cristian estableció un breve contacto con un trabajador del aeropuerto de Shanghai, al que le regaló la camiseta de su querido ‘Gallo’ y cumplió su cometido: hacer internacional al club que es dueño de su pasión.

“EN EL VUELO ANTERIOR FUERON DOS CHICOS CON LA BANDERA DE ALMIRANTE BROWN. Y ENTONCES ME DIJE QUE MORÓN TENÍA QUE ESTAR AHÍ”

La tripulación estuvo integrada por 24 personas en total, cada uno con su rol. Había entre 12 pilotos y copilotos, además de mecánicos, gente de mantenimiento y uno encargado del balanceo del vuelo para medir las cargas. “El viaje es muy largo. Desde que cerramos la puerta del avión hasta que la abrimos de nuevo en Ezeiza pasaron 60 horas. Pero se lleva bien, van hablando con los compañeros y podés mirar una película. A la ida viajamos 27 horas de noche, por ejemplo”, describió Lettieri.

Pero lo más impactante de su relato está vinculado al sentido de pertenencia, no sólo con la compañía estatal sino con el país. Al vuelo lo define así: “el sentido que tiene el vuelo es muy fuerte. Son 60 horas, un trabajo enorme. Eso se hace para poner un granito de arena a esta pandemia”.

SEGUNDA PARTE DEL TESTIMONIO DE CRISTIAN LETTIERI: 

 

Y pese a que se enteraron de la posible suspensión de 7500 trabajadores de la empresa, durante el viaje de vuelta, Cristian no deja llevar por la bronca sino que hasta aporta una reflexión. “Hay una reunión entre la empresa y los gremios y ahí nos avisarán cómo seguir. Hay gente que la está pasando mucho peor. Habrá que poner el pecho y seguir. No voy a tomar una posición dramática. Intentaré vivir con el sueldo más bajo y si me piden volver a China lo haré”, concluyó.

Síguenos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó únete a nuestro canal privado de 👉Telegram