Monday 6 de July, 2020

Dio negativo el hisopado de la policía que murió el domingo y ahora su familia denuncia mala praxis

La investigación está en manos de la justicia. Primer Plano Online contactó al viudo de Daiana Barrios, quien se manifestó muy disconforme con la atención que recibió su mujer en el policlínico en el que estuvo internada.

Daiana en un retrato familiar de un cumpleaños: desde el domingo ya nada será igual para Nicolás, su marido, y sus dos pequeños hijos

Al final, Diana Barrios no murió por coronavirus. El hisopado practicado a la oficial de la Policía bonaerense, cuyo deceso se produjo el último domingo, descartó la presencia del virus en el organismo de la joven de 27 años. Por ese motivo, el fiscal Nicolás Espejo, de la UFI Nº 7 de Lomas de Zamora, ordenó que se le practique la autopsia al cuerpo de la víctima, que se realizará esta tarde.

Primer Plano Online contactó a Nicolás Salbatierra, el viudo de la uniformada. Todavía sorprendido por la situación, el hombre cuestionó al centro asistencial al que fue derivada su esposa para, supuestamente, sólo realizarle el testeo para saber si tenía Covid-19. Los síntomas en Barrios eran bastante claros: había perdido el gusto y tenía fuertes dolores de cabeza. “Pero era una chica completamente sana”, explicó el muchacho.

Nicolás vive con el equivalente a un cuarto de pulmón por una tuberculosis mal curada y es oxígeno dependiente. Es papá de los dos hijos de Diana: una nena de cinco años y otro nene de dos. El cuadro comenzó a manifestarse en la joven oficial, de 27 años, el pasado 21 de junio y, desde entonces, estuvo a disposición de su obra social, IOMA, para cumplir con el protocolo.

Daiana Barrios tenía 27 años y se desempeñaba en la Policía Local de Avellaneda

“Recién el sábado 27 de junio a las 10 de la mañana la llevaron con una ambulancia para hacerle el hisopado. Pero le dijeron que era ir y volver, pero no pasó: la dejaron internada”, contó Salbatierra. Durante el día le pusieron un suero, intercambiaron mensajes hasta cerca de la medianoche. Pero el domingo a la mañana ya no había respuestas de parte de Daiana.

Ante la no respuesta, Nicolás fue hasta el Policlínico Lomas, ubicado en el centro de Lomas de Zamora. Al llegar, se anunció en recepción y le dijeron que espere. Lo atendió el encargado y le dio la noticia. “Tu señora falleció”, le manifestó en su rostro. Conmoción, gritos, bronca. “Estaba toda inflada y morada. Le pregunté qué le hicieron y nadie me supo responder”, describió. El médico, según contó Salbatierra, transpiraba y temblaba.

La única explicación que recibió el hombre fue que le suministraron una Buscapina por una piedra en el riñón, que la estaba molestando. Y la chica murió. Daiana llevaba cuatro años como Policía, y era sostén de hogar porque su esposo no puede trabajar. “Ella era re cuidadosa, me avisaba antes de llegar para que deje a los chicos en la habitación y yo me encierre, así ella se desvestía tranquila y se duchaba», recuerda.

“No quería que le pasara nada a ninguno. Recién después de que se bañaba nos abrazábamos y le daba un beso a sus hijos”, agregó entre sollozos, y evocó a su mujer. “Era de fierro. El que la trató sabe de lo que hablo. Era una gran compañera.

Síguenos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó únete a nuestro canal privado de 👉Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario