Monday 14 de June, 2021

Indignante: un hombre de 52 años y en situación de calle murió de frío a cinco cuadras de la Plaza de Mayo

Sergio Zacaríaz apareció sin vida en Perú, entre Belgrano y Venezuela. Las noticias en torno al clima anticipan para toda la semana temperaturas que oscilarán entre 3 y 5 grados de mínima.

Muerto de frío
Muerto de frío: así terminó la vida de Sergio Zacarías en las calles porteñas (foto Bernardino Ávila-Página 12)

Sergio Zacarías tenía 52 años y apareció muerto en la vereda. Fue en la calle, sobre Perú, entre Venezuela y Belgrano, a cinco cuadras de la Plaza de Mayo, en la ciudad que concentra el mayor ingreso de todo el país. El hombre murió de frío y, paradójicamente, la única carpa del Estado que lo protegió fue la policial, sobre su cadáver.

Las noticias dicen que toda la semana hará frío y que las temperaturas oscilarán entre 3 y 5 grados de mínima. Basta abrigarse y tomar un desayuno caliente para resolver el problema y hacer del frío algo que se puede «soportar». Fue lo que le faltó a Zacariaz: soporte. No pudo tolerar los 3 grados a la noche, con el viento que soplaba helado, apenas cubierto con unos pulóveres desilachados, y unos cartones, con nada caliente en la panza que lo pudiera mantener a flote, según describió el diario Página 12.


Hasta Juan Carr, referente de la Red Solidaria, se manifestó indignado en las redes sociales con la tragedia. Es que Zacariaz debía ser uno más de los seguro más de 20 mil personas que viven donde no se puede vivir, en la calle. En el último censo, el año pasado, ya eran más de 20 mil las personas que vivían a cielo abierto o a cielo tapado de nubes heladas, pero nunca bajo techo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

2 Comentarios en Indignante: un hombre de 52 años y en situación de calle murió de frío a cinco cuadras de la Plaza de Mayo

  1. Ahora nos damos cuenta de la problemàtica de los sin techo???!
    Que sociedad hipócrita y ciega!!!

  2. Un gobierno que no es capaz de establecer el trabajo y la vivienda digna al ciudadano en un país con cientos de miles de hectáreas y una importante producción de alimentos que le da de comer al mundo, da la fehaciente pauta de ser un gobierno injusto, apático, corrupto y déspota. Es una vergüenza.

Los comentarios están cerrados.