Tuesday 7 de February, 2023

INFORME: Condenaron a 14 años de prisión a un menor que se declaró culpable por el crimen del colectivero Leandro Alcaraz

La justicia de Responsabilidad Penal Juvenil de La Matanza aplicó la pena, que cumplirá hasta que cumpla la mayoría de edad en un instituto y luego en la cárcel de Melchor Romero. El hermano del condenado, que es mayor de edad, está a la espera del juicio.

Leandro Alcaraz
La familia de Leandro Alcaraz empieza a encontrar un camino de paz en medio del dolor: la justicia llegó al caso

El Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 1 del Departamento Judicial La Matanza, condenó a 14 años de prisión al menor V.D. L. B. (17 años) por el delito de homicidio agravado por alevosía y por el uso de arma de fuego en concurso real con robo calificado por el uso de arma de fuego del que fuera víctima el conductor Leandro Alcaraz, chofer de la Línea 620 asesinado mientras manejaba el interno 103 de esa compañía y se encontraba descendiendo pasajeros en la parada de colectivos en la localidad de Virrey del Pino, partido La Matanza.

A la resolución judicial, adoptada por el juez Daniel Oscar Testi, se llegó luego de que el joven se declarara culpable del crimen del colectivero y confesara que había estado en el transporte público junto a su hermano, mayor de edad y hoy detenido, a la espera del juicio como coautor del brutal asesinato. El Fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil interviniente, Emilio Spatáfora, fue quien solicitó el monto de la pena, al considerar como agravante el hecho de que el menor estuvo prófugo hasta casi seis meses después del hecho.

Fallo Alcaraz

“Después de que asesinaron a mi hermano, robaron un celular y luego de varias investigaciones encontraron el teléfono: lo tenía la madre de los detenidos. Y en uno de los allanamientos también encontraron el arma con la que mataron a mi hermano, que estaba escondida en la mochila de un inodoro”, explicó a Primer Plano Online Giselle Alcaraz, la hermana del chofer asesinado.

Para la familia del trabajador, el hecho está esclarecido y sólo resta que sea condenado el hermano del menor. Pero, de todos modos, la sensación de que las cosas no se hicieron bien en la pesquisa no se la quita nadie a los Alcaraz.

El hecho ocurrió cerca de las 17 del domingo 22 de abril del año pasado, a poco de llegar a la parada situada en Santiago Bueras y Concordia, en Virrey del Pino. Leandro recibió un balazo en el tórax y otro en el cráneo, ambos efectuados con un revólver calibre .38, que fue el arma encontrada en la mencionada mochila del inodoro en la vivienda de los últimos detenidos que tuvo el caso.

Fallo Alcaraz

Según la descripción del hecho que reconstruyó la propia justicia, el colectivo estaba prácticamente completo al momento del brutal ataque, a punto tal que los pasajeros «comenzaban a descender por las ventanas porque no podían abrir las puertas», como declararon varios testigos presenciales. Todo se inició con una discusión por la tarjeta SUBE.

“Los malvivientes no trepidaron en disparar un arma de fuego hacia el interior del interno 103 de la línea 620, sin miramiento alguno acerca de otras posibles víctimas del ataque armado, lo que objetivamente aumenta el contenido injusto del hecho endilgado”, sentenció el juez.

Alcaraz