Friday 18 de September, 2020

INFORME EXCLUSIVO-La batalla de Victoria Vannucci contra el Municipio de Ituzaingó: detalles de la demanda en el INADI y la respuesta del concejal Segovia

Tras la declaración de personas no gratas para la ex modelo y su marido, Matías Garfunkel, se libró una pelea entre abogados con argumentos que invitan a una profunda reflexión sobre el tema. El patrocinio del promotor de la medida es el marido de Margarita Stolbizer.

Vannucci contra Ituzaingó

Podría definirse como un caso de manual para el estudio en las Facultades de Derecho de todo el país. La batalla judicial, que comenzó siendo mediática y luego se trasladó a la política, entre el Concejo Deliberante de Ituzaingó y la ex modelo Victoria Vannucci por la declaración de personas no gratas para ella y su marido que votó el cuerpo el año pasado y que se transformó en un dolor de cabeza para el propio intendente Alberto Descalzo, ahora toma ribetes de desafío intelectual entre los abogados de ambas partes. El motivo de aquella votación, que únicamente no aprobó el socialista Estaban Vallarino, fueron las fotos en la que la mediática aparecía junto a su marido posando sobre los cuerpos de animales cazados por divertimento.

Por un lado, la reconocida Ana Rosenfeld, conocida en el ambiente de la farándula como “el terror de los maridos” por haberse dedicado a lo largo de su trayectoria al asesoramiento jurídico de mujeres que se quieren divorciar y que esperan que ese trámite se cumpla con justicia y equidad. En un rincón, ella defiende a Victoria Vannucci, a quien considera víctima de discriminación, violencia de género y acusa directamente a los concejales de Ituzaingó de haber decretado “prácticamente su muerte civil”.

En la otra punta del cuadrilátero Juan Laprovíttola, ni más ni menos que el marido de la diputada nacional Margarita Stolbizer. Es el representante legal de Nahuel Segovia, el concejal de Libres del Sur que promovió la declaración en contra del matrimonio de la ex modelo con Matías Garfunkel. En su descargo para defender a su cliente, el letrado basa su argumentación con el artículo 85 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, que indica que “los concejales no pueden ser interrogados o acusados judicialmente por las opiniones que emitan en el desempeño de su mandato”.

Vannucci contra Ituzaingó
Copia del acta de la frustrada reunión de mediación en el INADI en diciembre pasado

La pelea está librada. Primero ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). Luego, promete continuar en los tribunales ordinarios. El objetivo que busca Vannucci es que se retire esa denominación para ella y su esposo. En ese camino no le teme a nada y cuenta con el antecedente de haber ganado la compulsa legal contra Twitter y otras redes sociales. Los concejales y el intendente, por ahora, no tienen pensado dar marcha atrás. El organismo nacional, hasta el momento, no tomó ninguna decisión y apenas citó a una audiencia de conciliación para el pasado 19 de diciembre, que no prosperó por ausencia de Segovia. Pero lo interesante del tema pasa por el sustento usado por ambas bibliotecas. Pasen y vean.

LA DEFENSA Y EL ATAQUE DE VANNUCCI

A través de su abogada, la ex modelo asegura en su presentación ante el INADI que “el verdadero motivo del encono con Vannucci es ser la esposa de Matías Garfunkel”. Y fundamenta: “Las fotos fueron tomadas en su primer viaje a África, en 2010. El safari era una excursión obligada y lícita (aún lo sigue siendo) debidamente normada y obviamente no se incluían en la cacería animales indefensos ni en peligro de extinción, como falsamente y maliciosamente ha sostenido el concejal Nahuel Segovia”. Se refiere al artículo 2 del proyecto, al que considera falso porque allí se expresa el pedido para “declarar persona no grata a Victoria Vannucci por la aberrante matanza de animales indefensos en peligro de extinción”.

Vannucci contra Ituzaingó
El matrimonio Vannucci-Garfunkel, personas no gratas en Ituzaingó por fotos de un safari en África

La letrada abunda en la defensa de la mujer de Garfunkel. “Las disculpas públicas de Vannucci fueron oídas. Tampoco caben dudas de su arrepentimiento y su compromiso de no volver a cazar. Eso nunca será suficiente para Segovia”, dice la demanda interpuesta ante el INADI. “Sus derechos humanos han quedado pisoteados por Nahuel Segovia”, agrega, y lo acusa de violar el artículo 4 de la ley 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

“Mezclar los despidos que le achacan al marido con las fotos en las que aparece Vannucci y agregarle un estímulo al odio que la gente le manifestó a la ex vedette decretando prácticamente su muerte civil e instalar la idea de un linchamiento social es además discriminación, incitación a la violencia, acoso moral y violencia de género”, escribió Rosenfeld. Y multiplica su acusación contra el concejal: “La han privado hasta de su constitucional derecho de transitar libremente y trabajar. Por eso solicito un dictamen de opinión para evaluar el carácter discriminatorio y el consecuente curso de acción a seguir”. Primer Plano On Line se comunicó con la oficina de prensa del INADI para tener precisiones al respecto, pero sólo obtuvo como respuesta que no había ninguna decisión oficial adoptada hasta el momento.

LO QUE RESPONDIÓ SEGOVIA

En su respuesta, el concejal Nahuel Segovia justifica su accionar y plantea que existe una “improcedencia formal de la denuncia”. “Se pretende atribuir a mi persona el repudio masivo que la comunidad argentina le manifestó a Vannucci a través de diferentes medios y formas. No hay cuestión de género: hay repudio y rechazo a esas actitudes”, indica el texto presentado por su abogado Laprovíttola. Allí, cita los casos de violencia contra los animales que también provocaron malestar generalizado en la sociedad: el ejemplo del delfín que murió mientras la gente se fotografiaba con él afuera del agua y el del perro ‘Chocolate’, despellejado por un sujeto en la vía pública que también perdió la vida por ese acto cruel. “Lo que se exhibe es la pretensión de poderío, de triunfo del más fuerte sobre el más débil, y eso siempre genera debate, polémica y discusiones. Eso no es discriminación sino la manifestación de un rechazo a esas actitudes”, argumenta.

Nahuel Segovia, el concejal que con su proyecto armó el revuelo con el matrimonio Vannucci-Garfunkel
Nahuel Segovia, el concejal que con su proyecto armó el revuelo con el matrimonio Vannucci-Garfunkel

Descarta el abogado que en la actitud del concejal haya existido la comisión de delito alguno. “No hubo discriminación, ni un acto de violencia hacia Victoria Vannucci por el mero hecho de ser mujer o por ser la esposa de Matías Garfunkel, y no se individualizó el repudio en su persona sino en el matrimonio que componen ambos”, fundamenta.

Además, la presentación del proyecto, su debate y sanción se ha dado en el marco constitucional adecuado, cumpliendo con las responsabilidades y funciones específicas y atribuciones del órgano legislador. “Las manifestaciones recibidas por Vannucci en su contra no surgieron de la declaración de persona no grata sino de la mediatización y viralización de las fotos del safari”, se defiende Segovia.

Su abogado también cita el artículo 85 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, que indica que “los concejales no pueden ser interrogados o acusados judicialmente por las opiniones que emitan en el desempeño de su mandato”. “La declaración de persona no grata no fue aprobada por Segovia sino por abrumadora mayoría del Concejo Deliberante”, al tiempo que invalida la intervención del INADI con otro artículo, el 72, de la misma Ley Orgánica: “Las opiniones expresadas por los miembros en sesiones del Concejo, no constituirán antecedentes para la intervención de ninguna autoridad. Serán regidas por las normas del Concejo”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

1 Comentario en INFORME EXCLUSIVO-La batalla de Victoria Vannucci contra el Municipio de Ituzaingó: detalles de la demanda en el INADI y la respuesta del concejal Segovia

Los comentarios están cerrados.