Monday 30 de January, 2023

Intendentes le pidieron a la gobernadora Vidal que declare la Emergencia Alimentaria en territorio bonaerense

Entre ellos estuvieron Verónica Magario, de La Matanza, Alberto Descalzo, de Ituzaingó, Walter Festa, de Moreno, y Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas. Además, le solicitaron a la mandataria provincial “una reunión urgente” para comenzar a abordar esta problemática.

Emergencia alimentaria en provincia
Nardini, Festa, Magario y Descalzo encabezaron la movida que llegó a mesa de entradas de la gobernación

Intendentes del peronismo de la provincia de Buenos Aires presentaron una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal para pedirle que declare la Emergencia Alimentaria y Nutricional en la provincia y lograr así “un aumento significativo en la entrega de alimentos y medicamentos para familias y jubilados”. Además, le solicitaron “una reunión urgente” para comenzar a abordar esta problemática.

El pedido de Emergencia le ofrece al Estado la posibilidad de aumentar la cantidad de alimentos para las familias que han quedado desempleadas, para los comedores barriales y para los jubilados que no llegan a cubrir sus gastos en comida y medicamentos. También pidieron que se incrementen los cupos en los comedores escolares y que se inicie la apertura de comedores en colegios secundarios y de formación de adultos.

EL TEXTO COMPLETO QUE ENTREGARON EN GOBERNACIÓN:

EMERGENCIA ALIMENTARIA EN PROVINCIA

Magario declaró que este pedido es en representación de los 50 intendentes peronistas de la provincia y que debe ser analizado de inmediato ante la aguda situación que se vive en a lo largo y ancho del país. Luego de la introducción, la también candidata a vicegobernadora del Frente de Todos le cedió la palabra a los intendentes de Ituzaingó, Alberto Descalzo; de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, y de Laprida, Alfredo Fisher.

“Queremos pedirle una reunión a la gobernadora y a los ministros. Queremos la reunión para contarle cómo es la situación en cada uno de nuestros distritos y comenzar a ayudar a solucionar los problemas, como lo hizo también la Iglesia Católica”, señaló Descalzo.

Además de las medidas antes mencionadas, los intendentes también pidieron que se instruya a la Agencia de Recaudación de la Provincia (ARBA) sobre la situación crítica en la que se encuentran los pequeños comerciantes para que arbitre los mecanismos administrativos y legales, para flexibilizar las obligaciones tributarias que recaen sobre ese sector.

A su turno, Nardini admitió que “muchas escuelas donde a través del SAE tienen cupo para 300 chicos, están asistiendo más de 500. Porque esta situación de crisis económica y social afecta a las familias y el comedor de la escuela termina siendo el punto donde muchos jóvenes se terminan acercando, incluso las familias se acercan para ver si hay sobras para llevarse a sus casas, y la demanda sigue en aumento”.

El escrito destaca distintos índices que se han conocido en relación con el incremento de la pobreza, la crítica situación que atraviesan cada vez más habitantes, y que en este sentido la “Gobernadora debe asumir la responsabilidad de hacer frente a la crítica situación que enfrentan cada vez más niños, niñas, jóvenes y adolescentes, en edad escolar, abuelos, abuelas y comerciantes”.

Como consecuencia de la crisis económica, política y social que se ha profundizado en la Argentina en las últimas semanas, con implicancias durísimas en la Provincia, y ante el pedido de la Comisión Episcopal de Pastoral Social para la declaración de la Emergencia Alimentaria es que los intendentes vieron como imprescindible que se tomen estas medidas.