Sunday 3 de July, 2022

Intentaron desalojar a los trabajadores de Nueva Gente, pero acordaron con la justicia y continuarán con la ocupación pacífica

Un juez de feria que quedó a cargo de la quiebra de la textil ordenó cambiar las cerraduras de la fábrica pero luego autorizó que los despedidos continúen en el lugar para preservar el lugar que custodian desde que fueron notificados de las cesantías.

Nueva Gente
Los trabajadores dialogaron con la síndico que se presentó en la empresa y consiguieron aval judicial para seguir con la ocupación pacífica

La justicia ordenó esta mañana el desalojo de la fábrica Nueva Gente, en Morón, pero los trabajadores que ocupan pacíficamente un sector del edificio en el que funcionaba la textil acordó con la síndico suplente de la causa, Patricia Turnianski, y logró la continuidad de la toma de la parte del predio que oficiaba de local de ventas.

Lo que fue una jornada movida, con tensión y nerviosismo, terminó de manera satisfactoria para los diez despedidos llevan adelante el reclamo desde que la empresa decidió, de un día para el otro, el cierre de sus puertas. Cuando se enteraron del avance judicial dictaminado por el juez de feria (subrogante) Javier Cosentino, rápidamente dieron intervención a los gremios SETIA y Viajantes, que se presentaron en el lugar para intentar frenar la decisión, acompañados por referentes de la CGT Morón.

Fue así que dialogaron con Turnianski y pudieron acordar, luego de un diálogo entre la síndico y el magistrado, que en la mayor parte del edificio se cambiarían las cerraduras para que no pueda entrar ni salir nadie de allí salvo que sea con orden de la justicia, pero al mismo tiempo labraron un acta a mano en la que quedó explícito el permiso para que los cesanteados continúen ocupando la porción del terreno en donde funcionaba el local de venta al público, en donde los despedidos llevan adelante trabajos de corte y confección de prendas para clientes que les dan tareas para producir acercadas por particulares y por los sindicatos.

Nueva Gente
La nota manuscrita en donde quedó autorizada la ocupación de un sector de la fábrica para los trabajadores despedidos

Otra particularidad que se dio en la mañana es que se presentó en el lugar una persona que dijo ser el dueño de la propiedad y se despegó de los titulares de la empresa, con quienes aclaró que no tenía nada que ver, versión que los trabajadores descalifican. En rigor están convencidos que se trata de un testaferro que intenta llevar ejecutar una maniobra para evadir a la justicia.

“En este acta se comunica que, por orden del juez de feria, los empleados podrán permanecer únicamente dentro del local de venta de mercaderías”, indica el texto escrito a mano y firmado tanto por la síndico suplente como por los trabajadores, que consiguieron el aval de la justicia para continuar con su resistencia pacífica. ¿Hasta cuándo durará esta situación? Por lo menos hasta que concluya la feria judicial y se reactive el trámite por la quiebra de la textil.

“Agradecemos la buena predisposición de la síndico, a los gremios y a los trabajadores por las ganas que le ponen a esta lucha, que pese a la desesperación y la impotencia frente a los empresarios que les sacaron su fuente de ingreso, se manejaron en todo momento con respeto y mucha fortaleza”, refirió a Primer Plano On Line Gabriel González, titular de SETIA.

Nueva Gente

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram