Wednesday 16 de June, 2021

Intercambio de cadáveres: ordenaron exhumar el cuerpo de la vecina de Ciudad Evita enterrada por error en Monte Grande

Ahora, la familia espera la orden judicial de un juez de Lomas de Zamora para proceder a remover la sepultura. El largo y tedioso padecer de los allegados de la mujer, que todavía no pueden hacer el duelo y aguardan respuestas del sistema.

Cuerpos equivocados
La lamentable secuencia que sufre la famila Ábalos parece no tener final

Tras una audiencia que se celebró ayer, el juzgado que interviene en la causa que se inició la semana pasada por el intercambio de cadáveres en el Hospital Muñiz dispuso la exhumación del cuerpo de Sandra Ábalos, enterrado en el Cementerio Municipal de Monte Grande en lugar del de Juana Aranda.

Como contó Primer Plano Online, el cadáver de Ábalos fue inhumado por la familia de Aranda, que lo veló a cajón cerrado y no advirtió que la cochería había retirado de la morgue del Muñiz otro cuerpo, en vez del de su pariente fallecida en el mismo hospital porteño.

Tras analizar las pruebas presentadas en una audiencia celebrada ayer, en donde se escucharon los testimonios de ambas familias y de la fiscalía interviniente, que determinó que el intercambio de cadáveres en la morgue no se había tratado de un delito sino de un error, la jueza Romina Tesone, responsable del Juzgado Nº 1 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, ordenó la exhumación, que se efectivizará con la intervención de un juzgado de Lomas de Zamora, Departamento Judicial al que pertenece Monte Grande, donde se encuentra enterrado el cuerpo de Ábalos.

Protesta en el Muñiz

Pero, según le confirmó recién la familia a Primer Plano Online, esa orden todavía no llegó. «Con el grado de probabilidad requerido para acceder a lo peticionado, se encuentra demostrado en autos que el cuerpo inhumado en el Cementerio de Monte Grande no se corresponde con el de la señora Juana Aranda. En efecto, aquel se encuentra en la morgue del Hospital Muñiz», señala el fallo dictado ayer.

La magistrada destacó que hubo acuerdo de todas las partes en los hechos demostrados «sin discrepancia ni controversia jurídica», y con el acompañamiento del Ministerio Público Fiscal.

La entrega del cuerpo a la familia Ábalos se hará tras la identificación y el reconocimiento de parte de la familia una vez exhumados los restos. Pero dado que el cuerpo fue retirado de la morgue, velado e inhumado a cajón cerrado, el fallo dispone que la policía de la provincia de Buenos Aires tome las huellas dactilares para su identificación.

«En caso de producirse la constatación de que se corresponden con los de quien fuera en vida Sandra Ábalos, cabe autorizar y ordenar su inhumación en el cementerio El Ceibo, elegido por sus familiares como lugar para su destino», sostiene el texto. El Ministerio de Salud porteño deberá hacerse cargo de los traslados, además de los insumos que requiera todo este operativo para subsanar el error.

Ábalos falleció el 6 de este mes en el Muñiz tras una internación de urgencia en la unidad de terapia intensiva por una afección respiratoria que se agravó. Juana Aranda había muerto dos días antes, a las 21.40, en el mismo hospital, de acuerdo con la reconstrucción judicial.

«Al día siguiente [de la muerte de Ábalos], su hermana Juana Andrea Ábalos se presentó en la morgue del nosocomio a fin de reconocer y retirar el cuerpo, siendo anoticiada por el jefe de guardia que debido a un error administrativo dicho cuerpo le había sido entregado a otra familia. Luego se determinó que el cuerpo había sido inhumado en el Cementerio Municipal de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, bajo el nombre de Juana Aranda, también fallecida en el Hospital Muñiz», se detalló.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram