Tuesday 28 de September, 2021

Intrusó una vivienda en Castelar, los vecinos lo denunciaron y terminó detenido: quiso engañar con la documentación

La dueña de la propiedad, una mujer de 78 años, se presentó en el lugar ante el llamado que recibió y negó haberla vendido, tal como mentía el usurpador, que había ingresado a la finca tras forzar cerraduras con una barreta y un cortafierro.

Barreteando puerta y reja de ingreso el sujeto intrusó la casa: luego de la denuncia de vecinos terminó detenido

Los peligros de la usurpación de casas deshabitadas siguen latentes. Un sujeto de 39 años fue detenido ayer tras intrusar una vivienda sobre la calle Munilla al 2.300, casi esquina Rodríguez Peña, en Castelar norte, a la que ingresó luego de forzar las cerraduras de las rejas de entrada y de la puerta principal.

Como tantas veces ocurre, fueron los vecinos de la cuadra quienes advirtieron del delito en curso y avisaron al 911. Cuando un móvil del Comando de Patrullas arribó al lugar los efectivos se encontraron con un momento de tensión, dado que los habitantes de la cuadra confirmaban que el ocupante de la vivienda no era el propietario, pese a que el intruso mostraba una documentación que supuestamente lo acreditaba como tal.

Lo cierto es que una persona conocida de la verdadera dueña se contactó con ella, le explicó lo que estaba ocurriendo y la mujer, de 78 años, se tomó un remis desde Moreno, en donde estaba actualmente viviendo, para irse de urgencia al lugar. Efectivamente, al llegar le confirmó a los policías que ella la casa no la había vendido y que simplemente la dejó desocupada por la pandemia.

Esos papeles que muestra estaban adentro de la casa. Es todo mentira lo que dice”, expresó la mujer según confirmaron fuentes policiales a Primer Plano Online. Con la orden judicial respectiva, los policías ingresaron a la finca y constataron daños en cerraduras y rejas, además de faltantes de elementos varios de la casa.

“En una rápida requisa se procedió al secuestro de barretas, mazas y cortafierros utilizados para el ingreso, la suma de $9.000 y un teléfono celular con el que imputado se comunicaba con un tercero, que le decía que no abandone la casa porque ya estaba negociada”, completó el vocero consultado por este medio.

Lo cierto es que Santiago Nicolás Velázquez (39), domiciliado en La Reja, Moreno, quedó aprehendido a disposición de la Fiscalía Nº 5 de Morón, que instruye actuaciones por los delitos de usurpación, daño y robo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario