Sunday 14 de August, 2022

Investigan otro hecho grave que involucra a la Policía y terminó con un pibe de 14 años muerto en persecución

Fabián Agustín Méndez murió en el acto tras chocar la moto que manejaba contra un patrullero. El rodado en el que circulaba tenía pedido de secuestro por haber sido robado el pasado 5 de diciembre, pero la familia asegura que se la habían prestado.

La familia del pibe fallecido se manifestó ayer para reclamar el esclarecimiento del hecho

Otro gravísimo hecho, que terminó con la muerte de un adolescente de 14 años, tiene en la mira el accionar policial. Ocurrió en General Rodríguez y el caso está en pleno desarrollo siendo investigado por la justicia. Las familias de la víctima y de otro joven de 19 años que circulaba con el pibe fallecido se manifestaron ayer para pedir que se esclarezca lo sucedido.

Fuentes judiciales informaron a Primer Plano Online que todo sucedió sobre la Ruta 28 sentido al barrio Marabó. Allí, siempre lo comunicado por los funcionarios policiales actuantes a la Fiscalía que tomó intervención en el hecho, un móvil del Comando de Patrullas (CP) de General Rodríguez fue alertado vía radial por una moto que había escapado de un control luego de intentar identificar a sus dos ocupantes.

“Se inicia seguimiento por Ruta 28 sentido a Marabó activando protocolo operativo cerrojo. El Móvil 21271 zona 4 del CP de General Rodríguez a cargo del oficial Jonathan Silva (conductor, legajo 416.774) y la oficial Yanina Rosales (Legajo 495.784) informan que los NN pierden el control del motovehículo y colisionan contra móvil policial, cayendo ambos sujetos”, fue la descripción del hecho realizado por los policías que actuaron.

Lo cierto es que, luego de la colisión, ambos uniformados solicitaron una ambulancia con carácter de urgente para asistir a los jóvenes. Cuando el personal médico arribó constató que uno de los chicos yacía sin vida sobre el asfalto y el otro estaba con múltiples golpes pero vivo, con lo cual dispusieron su inmediato traslado al hospital Vicente López y Planes, donde quedó alojado con custodia y en estado reservado.

Allí se determinó que el fallecido eran Fabián Agustín Méndez, de apenas 14 años, y su compañero de vehículo es Josué Di Stéfano Jiménez (19). Anoticiada de la situación, la fiscal Alejandra Rodríguez, de la UFI Nº 9 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, dispuso que las pericias de rigor queden a cargo de la Gendarmería Nacional y, luego de un relevamiento de cámaras de seguridad, tomó dos determinaciones con el personal policial.

En principio dispuso la aprehensión por el delito de homicidio culposo para con el oficial Silva (chofer del patrullero) y también la aprehensión para con Josué Di Stéfano, el chico herido, a quien le imputa el delito de encubrimiento agravado. ¿Motivo? La moto en la que viajaban él y Méndez, el menor que murió en el choque, tenía pedido de secuestro por haber sido robada el pasado 5 de diciembre. La justicia también ordenó el secuestro del móvil policial y de la moto hasta tener resultados de las pericias, extracción de sangre al efectivo y demás medidas de rigor.

Camila, hermana de Fabián, se mostró indignada con la actitud policial, que «en ningún momento nos informó de lo que había pasado». En diálogo con Primer Plano Online, la joven narró que «pasamos por ahí (Ruta 28) y a mi mamá le pareció que era el cuerpo de mi hermano, paramos y ahí descubrió todo«. Además, señaló que la moto se la habían prestado al chico, y que no saben si el muchacho tenía la información de que era robada.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram