Saturday 10 de December, 2022

Ituzaingó: en medio de un espectacular procedimiento cayó el último prófugo de una temible banda de secuestradores

Luego de varios meses de seguimiento realizado con tareas encubiertas fue detenido Franco Matías Aquino, el chofer de la organización delictiva conocida como ‘La Banda del Focus’, a la que se adjudica varios delitos cometidos entre enero y abril de 2019. El resto de los integrantes ya fueron condenados.

Franco Matías Aquino (23) está sindicado como el chofer de esa temible organización delictiva

En medio de un espectacular procedimiento, que incluyó el despliegue de personal policial y varios móviles para cerrar los caminos y evitar que escape, cayó el último prófugo que le quedaba a la justicia para desbaratar definitivamente a la temible organización conocida como ‘La Banda del Focus’, a la que se le adjudica la realización de varios delitos, entre ellos al menos tres secuestros extorsivos, cometidos entre enero y abril de 2019 en la zona oeste del conurbano.

Se trata de Franco Matías Aquino (23), sindicado como el chofer de esa organización delictiva. Por sus características y habilidades al volante, la división Casos Especiales de la Policía bonaerense, a cargo del comisario Flavio Andrés Marino, montó un operativo de gran porte una vez que lograron ubicar en el lugar en el que se movía. Y así consiguieron dejarlo sin lugar de fuga.

El sujeto fue arrestado el sábado a la noche sobre la calle Pérez Quintana, entre Grecia y Andalgalá, luego de un seguimiento que incluyó, según narraron fuentes policiales y judiciales a Primer Plano Online, escuchas telefónicas y análisis de geolocalización de uno de los celulares que portaba el prófugo, que tenía pedido de captura y al que no podían ubicar desde hacía más de tres años.

La ‘Banda del Focus’ era denominada de esa manera por los vehículos usados para secuestrar a sus víctimas

Un investigador precisó a este medio que tenían el dato de que el sujeto saldría de la casa de sus padres, ubicada en Fructuoso Rivera al 2.1000, y así se organizó la pesquisa. Reconocidas sus virtudes al volante, el equipo especial que lo siguió intentó cerrar todas las posibilidades de fuga mediante un amplio operativo cerrojo. Aquino viajaba en un Renault 9 color azul junto a una joven, que resultó ilesa.

En medio del procedimiento, un patrullero colisionó con una moto Honda Biz, en la que viajaban dos jóvenes de 24 y 22 años, quienes resultaron heridos por el choque. Mientras se intenta establecer el motivo del siniestro, la Fiscalía Descentralizada Nº 1 de Ituzaingó inició actuaciones contra el oficial que manejaba el rodado por lesiones culposas.

Aquino quedó a disposición del fiscal Santiago Marquevich, titular de la Fiscalía Federal de Hurlingham y responsable de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), que investigó los delitos cometidos por la banda. La orden de detención había sido emanada por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 3 de Morón.

CONDENAS AL RESTO DE LA BANDA

Cinco hombres fueron condenados a penas de hasta 24 años de prisión por haber conformado la denominada ‘Banda del Focus’ que en 2019 cometió tres secuestros extorsivos en zona oeste, uno de ellos en Marcos Paz y los dos restantes en Ituzaingó. Además, les adjudicaron varios delitos más y la justicia consideró que conformaron una asociación ilícita.

El líder del grupo, Matías Gabriel Pereyra (32), había sido detenido en abril de 2019 en su casa de Mariano Acosta por la DDI de Morón. En ese procedimiento el imputado “resistió a balazos, terminó herido de un tiro en una pierna y en un video filmado durante el procedimiento confesó que era ladrón y secuestrador”, recordó un investigador.

El Tribunal Oral Federal 5 de San Martín condenó a Pereyra a una pena única de 24 años de prisión, unificada con otros delitos; mientras que le impuso 21 años de cárcel a Alan Pablo Mayorano (25); 17 a Eduardo Oscar Carabajal (31); 13 años y seis meses a Braian Esteban Aquino (20); y cinco años a Juan Eduardo Orona (43).

Tal como solicitó en su alegato el fiscal de juicio Carlos Cearras, los delitos por los que fueron condenados -los cuatro primeros como coautores y el quinto como partícipe secundario-, son secuestro extorsivo agravado por el cobro del rescate y por haberse cometido con la intervención de tres o más personas, robo agravado y asociación ilícita.

Según lo acreditado durante la instrucción realizada por el fiscal Marquevich, la ‘Banda del Focus’ -denominada así por el auto que empleaban en casi todos los hechos-, cometió tres secuestros extorsivos en 2019.

El primero fue el de un empresario, llevado cautivo el 27 de febrero de ese año cuando la víctima –sus iniciales son P.M.- salía de su inmobiliaria de la calle Independencia al 400 de la localidad de Marcos Paz, y fue abordado por la banda que le efectuó un par de disparos intimidatorios cuando quiso escapar corriendo, pero finalmente lo llevaron cautivo en el Ford Focus con el que habían llegado.

El secuestro tuvo testigos que llamaron al 911, por lo que un móvil policial mantuvo una breve persecución, durante la cual los delincuentes apuntaron a la cabeza a la víctima y le gritaron a la policía “tenemos un secuestrado, no tiren”, tras lo cual pudieron escapar.

Banda De Secuestradores

A la víctima la retuvieron varias horas en un domicilio de esa misma localidad, y la liberaron luego de que su familia pagara un rescate de 35.000 dólares y 130.000 pesos en la localidad de Pontevedra, partido de Merlo, cuando incluso en el momento de la captura al propio inmobiliario ya le habían robado una mochila con 120.000 pesos en efectivo.

Luego se determinó que se trataba de la misma banda que el 5 de febrero de 2019 había secuestrado a hombre –sus iniciales son J.M.-, cuando fue a visitar a su contador en un domicilio de la calle Venezuela al 2300 de la localidad de Ituzaingó. La ‘Banda del Focus’ mantuvo de rehén en esa casa al contador y a la esposa de la víctima, mientras que el secuestrado ofreció ir a su propia vivienda en Marcos Paz, donde les pagó 20.000 dólares por su propio rescate.

No conformes con eso, los secuestradores llamaron al hijo de J.M., pidieron más dinero, fueron a su casa, cobraron otros 60.000 dólares y se lo llevaron como segunda víctima, hasta que a 15 cuadras padre e hijo fueron liberados.

El tercer secuestro -primero en el orden cronológico-, ocurrió el 16 de enero de 2019 y tuvo como víctima a una mujer -R.G.-, que fue capturada por la banda cuando estacionaba frente a su casa de la calle Carlos Reyles al 3300 de Ituzaingó. Los delincuentes llamaron a su expareja y le pidieron un rescate de 100.000 dólares, aunque luego negociaron con el hermano de la mujer la entrega de 45.000 dólares, tras lo cual fue liberada en San Antonio de Padua.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram