Tuesday 28 de September, 2021

Ituzaingó: condenaron a 20 años de prisión a sujeto que abusó en reiteradas ocasiones de su sobrina nieta, menor de edad

Según se demostró en el juicio, el perverso la tocaba y amenazaba con matar a su familia si la víctima decía algo. Las vejaciones comenzaron cuando la nena tenía seis años y fueron reiteradas y frecuentes. La desgarradora confesión de la chiquita ante los especialistas.

El Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón, integrado por la jueza Mariana Maldonado y los jueces Juan Carlos Uboldi y Claudio Chaminade, y un veredicto con perspectiva de género

Aberrante, pero contundente. Daña el pecho leer la historia de una niña que fue sometida sexualmente durante años y que actualmente se encuentra en tratamiento psicológico para evitar hacerse daño a sí misma, pero alimenta el espíritu saber que la justicia va tomando una perspectiva de género que no tiene marcha atrás.

El Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón, integrado por los jueces Juan Carlos Uboldi, Claudio Chaminade y la jueza Mariana Maldonado, condenó a 20 años de prisión a Rubén Oscar Peñalva, considerado autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores calificada. La instrucción de la causa estuvo a cargo del fiscal Pablo Masferrer, de la UFI Nº 11.

La víctima fue su sobrina nieta, quien empezó a sufrir las vejaciones cuando apenas tenía seis años. Actualmente la chica es una adolescente que tiene pocas amistades, le cuesta mucho relacionarse con varones y hasta se encuentra en tratamiento psicológico por no poder dormir y autolesionarse.

El fallo, al que accedió Primer Plano Online, contiene un relato pormenorizado de los abusos que la niña sufrió por parte de su tío abuelo en la vivienda del condenado, sobre la calle Fragata Sarmiento (la altura aproximada no será publicada para proteger la identidad de la niña). En esa finca, el pervertido cometió distintos tipos de abusos para con la menor, que no vienen al caso detallar pero que la víctima relató en Cámara Gesell, y luego la amenazaba con matar a toda su familia si contaba algo.

La evidencia recopilada tanto en la instrucción como en el juicio fueron contundentes. Así lo destacó el juez Uboldi, quien durante uno de los párrafos más notorios de la sentencia señaló: “el testimonio escuchado de parte de la víctima no da margen a ninguna duda. Nos contó valientemente como su tío abuelo, en la casa de éste, la abusaba sexualmente. Fue valiente digo, púes, imaginen una niña de 6 años siendo sometida sexualmente por su tío abuelo y ahí estaba como una sobreviviente de pie expresando su dolor, su espantosa vivencia sufrida en manos de su agresor”.

Para el tribunal, “el testimonio de las víctimas, testigos necesarios en casos donde los hechos delictivos por su especial modo de comisión no puedan ser corroborados por otros medios, no puede ser soslayado o descalificado dado que ello constituiría una forma de violencia institucional revictimizante contraria a los parámetros internacionales en la materia”.

Asimismo, tanto para los especialistas que trabajaron el caso en su momento como quienes siguen asistiendo a la víctima, en su relato “aparecieron todos los indicadores de abuso”. “Rubén Oscar Peñalva le arrebató su libertad, primero, para luego introducirla en una vida sexual, que ya sin libertad y, precozmente, importó un adelantamiento en su desarrollo vital, proyectado en un sinfín de carencias y confusiones que para una niña de 6 años es imposible no solo de entender, sino de soportar”, indica el fallo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram