Sunday 24 de January, 2021

Ituzaingó: le robaron la bicicleta a una chica de 22 años mientras hacía repartos para una aplicación

Motochorros sin ningún tipo de código asaltaron a la joven, que llevaba comida para entregar en un domicilio. Le frenaron con la moto al lado y no hizo falta que le digan nada: le mostraron el arma, ella se bajó del rodado, lo cargaron al hombro y huyeron.

La mochila de Aldana quedó a salvo del robo con el pedido que iba a entregar, que finalmente llevó a destino un compañero solidario con ella

Aldana tiene 22 años y el domingo por la noche había retirado un pedido de un local de sushi de la calle Arias, en Castelar, para llevarlo hasta una vivienda de Ituzaingó. Pero en la intersección de Paysandú y María Herrera, dos motochorros se cruzaron en su camino y le llevaron la bicicleta con la que se ganaba el mango diario.

“Me faltaban cinco cuadras para llegar a destino. Justo se me cruzó la moto, y me di cuenta al toque que me iban a robar. Me bajé de la bici, me corrí, uno de ellos la cargó en el hombro y se la llevó”, narró la joven a Primer Plano Online. Era entre las 23 y las 23.20 de anteayer domingo.

AUDIO: EL TESTIMONIO DE ALDANA EN DIÁLOGO CON PRIMER PLANO ONLINE

 

Aldana terminaba un turno de casi ocho horas y era su último reparto del día. Tenía encima el celular y la mochila de la aplicación Pedidos Ya, que ellos mismos como repartidores deben comprarse. Una vecina que vio la secuencia salió a la puerta y se quedó con ella hasta que llegó primero un compañero, que se ocupó de que el paquete con la comida encargada llegue a destino, y al rato un patrullero.

“No me llegaron a decir nada. Me mostraron el arma y entendí todo”, refirió la víctima del robo. Le llevaron su playera negra y por ahora no puede trabajar, dado que no tiene reemplazo. Ella vive en la zona del barrio Aeronáutico, de Ituzaingó, y ahora aguarda por algún amigo o conocido que le pueda prestar una bicicleta para seguir trabajando.

A la Policía le dio sus datos, pero se negó a ir a la comisaría a hacer la denuncia. “Me parecía inútil hacer todo eso, lo único que tenía ganas era de llegar a casa”, concluyó otra víctima de la inseguridad absurda que desborda las calles del conurbano.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram