Tuesday 7 de February, 2023

Ituzaingó: menor de 16 años terminó detenido tras tirotearse con un policía de civil que intervino ante un robo

El efectivo, perteneciente a la Policía Federal, observó cómo los delincuentes asaltaban a un joven en la avenida Santa Rosa y le robaban el celular y dinero. Los siguió por varias cuadras, dio la voz de alto y recibió un tiro que impactó en el parabrisas de su auto. Logró reducirlos cuando cayeron de la moto.

Después de la persecución y de derrapar con la moto, los dos malvivientes quedaron a disposición de la justicia

Un menor de 16 años que asaltó a un joven vecino de Ituzaingó en compañía de otro sujeto de 20 fue detenido tras una persecución llevada adelante por un efectivo de la Policía Federal de civil que observó el hecho e intervino de oficio.

El delito ocurrió sobre la avenida Santa Rosa, arteria que divide ese distrito y Castelar, y fue cometido por dos delincuentes que se movilizaban en una moto Gilera Smash. A la víctima la apuntaron con un revólver y le sustrajeron el teléfono celular y dinero en efectivo que tenía en su poder.

En esas circunstancias pasaba por el lugar un agente perteneciente a la Policía Federal, numerario de la Unidad de Despliegue Móvil de la mencionada fuerza, quien vio la escena e intervino para evitar que los motochorros escapen. El oficial estaba a bordo de su Fiat Cronos gris, con el que inició el seguimiento.

Así, en la intersección de Pacheco y Rodríguez, de Ituzaingó, con el apoyo de móviles del Gabinete Técnico Operativo (GTO) de ese distrito lograron interceptar a los sospechosos. El mayor de ellos fue identificado como Leandro Ariel Medina, mientras que del menor no se pueden publicar los datos. Ambos tienen domicilio en esa comuna.

En poder de ambos la Policía recuperó la billetera con la documentación de la víctima y el teléfono que le robaron. El arma de fuego usada para cometer el hecho no fue incautada porque la descartaron en la huida, pero el auto del policía que los siguió recibió dos proyectiles en el parabrisas, tal como se observa en las fotos que ilustran este artículo.

El caso quedó bajo investigación de la fiscal Aldana Zingg, de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 2 de Morón, quien no adoptó temperamento con el uniformado que actuó.