Wednesday 28 de October, 2020

Ituzaingó, un pueblo desolado por otro crimen conmocionante

Las palabras sobran, están de más frente a otro hecho criminal que destruyó otra familia en el conurbano bonaerense. Como hace una semana en Lanús, otro bebe de pocas semanas de vida quedó sin padre. Esta vez fue en Ituzaingó: Diego Roda, el dueño de la verdulería El Económico, ubicada en Brandsen y Belén, fue asesinado de cuatro tiros cuando, para proteger a su mujer y a su pequeño hijo, intentó escapar de los ladrones que quisieron robarle el auto en la puerta de la casa de sus suegros. Los delincuentes venían de cometer otro robo en Caseros y escapan a pie de la Policía, que infructuosamente intentó frenar su raid pero fracasó en dos ocasiones.

En un relato crudo de los acontecimientos, el fiscal de la causa, Marcelo Tavolaro, relató los detalles con los que cuenta en la investigación en conversación con Adrián Noriega durante la emisión de anoche del programa periodístico Primer Plano. Allí, el funcionario judicial relató lo complejo que resulta la pesquisa porque, si bien hay varias cámaras de seguridad que tomaron el paso de la camioneta Partner en que se movilizaban los malvivientes, lo cierto es que los vidrios polarizados del utilitario y la lluvia que caía en la noche del lunes hacen muy difícil poder llegar a la identificación de los rostros de los implicados.

Conmoción

El caso de Roda es un compendio de todos los riesgos, el resumen de todos los terrores que acechan a los ciudadanos urbanos. Su bebe, Pedro, nació prematuro, en una cesárea de urgencia, luego de que a su madre, Virginia Tueso, la asaltaran y la golpearan en el piso, incluso en el abdomen.

El homicidio de Roda hizo que los vecinos convocaran a una marcha el sábado próximo para pedir mayores medidas contra la inseguridad. «Marcha para pedir justicia por Diego Roda y por todas las personas que pasan por malos momentos y pedir seguridad. Sábado 17/9 a las 15, en Brandsen y Belén», reza el cartel que los vecinos pegaron ayer en la cortina metálica de la verdulería de la última víctima.

Convocatoria a la marcha

Anoche, en el velatorio, era todo conmoción entre familiares, amigos y hasta clientes de Roda, que se acercaron en gran número a darle la última despedida entre llantos de tristeza e impotencia. El comerciante era muy conocido en el barrio. Él heredó de su padre y de su tío la verdulería, que funciona hace más de 40 años.

El crimen, como tantos otros, ocurrió en pocos segundos. Eran las 20.45 cuando Roda, después de cerrar su verdulería, llegó en su VW Vento a la casa de sus suegros, en El Delta al 2300, a diez cuadras de su negocio, para buscar a su mujer, Virginia Tueso, de 29, y a su bebe, Pedro, de sólo tres semanas. La chica trabaja en una peluquería situada enfrente de la verdulería.

Verdulería

Cuando los tres estaban dentro del auto comenzó el drama. Dos delincuentes que escapaban a pie de la policía bonaerense después de haber chocado contra un patrullero la camioneta Peugeot Partner que le habían robado a una mujer en Caseros, partido de Tres de Febrero, exigieron a Roda, a punta de pistola, que les entregara su vehículo.

Pero como el comerciante sabía que no tendría tiempo de sacar del auto a su bebe intentó escapar. Puso marcha atrás y uno de los asaltantes le disparó al menos cuatro veces. Roda alcanzó a manejar unos 150 metros hasta que se desvaneció en la esquina de Lomas de Zamora y Saldán. A la carrera llegó el hermano de Tueso y cargó a Roda en un patrullero para llevarlo a la clínica Dávila, pero murió en el camino. La mujer del comerciante resultó herida en la mano derecha, pero sin gravedad. El bebe resultó ileso.

Diego Roda y Virginia Tueso

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram