Tuesday 28 de September, 2021

Ituzaingó y Hurlingham: por qué la interna de Juntos deja afuera de los Concejos Deliberantes a Pablo Brizuela y a Andrea Giorgini

La explicación formal pasa por el sistema de reparto acordado por cada fuerza política, además de la igualdad de género. En ambos casos se trata de quienes compitieron con la boleta de Facundo Manes dentro de la interna de Juntos y superaron el piso previsto, pero pese a ser cabeza de nómina en el reparto quedaron en lugares imposibles.

Pese a las buenas elecciones que hicieron, Giorgini y Brizuela quedaron afuera de los futuros Concejos de Hurlingham e Ituzaingó

Pasadas las primarias del domingo pasado, cada una de las fuerzas políticas en pugna empieza a reacomodar sus estructuras en base a los votos recibidos. Hurlingham e Ituzaingó son dos casos testigo de lo que terminó representando la interna entre el PRO y la UCR, y los casilleros quedaron cubiertos de una forma al menos polémica: dos de las precandidaturas más votadas quedaron sin chances de ingresar a los futuros Concejos Deliberantes.

Para entenderlo con números concretos: la regla general acordada por el macrismo bonaerense es que si una lista superaba el 25% de los votos positivos, entonces esa nómina ubicaba a su primer postulante en el quinto lugar de la boleta que compite en la elección general de noviembre, según el género que le corresponda.

En Hurlingham, como informó Primer Plano Online, el vencedor de la PASO de Juntos fue Lucas Delfino dentro de esa interna. Consiguió el 70,57% contra el 29,42% de Andrea Giorgini, su competidora directa, que llevó la nómina de Dar el Paso (Manes). Como esa dirigente no llegó al 30%, entonces le corresponde el quinto lugar, pero como quien la encabeza es un varón (Delfino), en el quinto escalón entonces debe ir otro varón, para respetar la paridad. Por eso el que ocupe ese espacio será Alejandro Caramella, que iba segundo en la lista radical. Es decir, Giorgini quedó en el décimo lugar de la boleta. Son diez justamente los escaños que se renuevan en el deliberativo local, con lo cual su lugar no es expectante para entrar.

En el caso de Ituzaingó el caso es un poco más complejo para explicar. Es que en ese distrito compitieron tres listas y todas perforaron el piso del 25%, con lo cual accedieron al derecho de colar sus dirigentes en la boleta de noviembre. Como el ganador de esa PASO fue Gastón di Castelnuovo con el 46,81% de los votos será él quien encabece la propuesta electoral de Juntos en la elección general.

¿Cómo se reparten el resto de los lugares? De manera proporcional entre los dos espacios que también perforaron el piso. Segundo quedó la lista del radical Pablo Brizuela, con el 27,51% de los votos, pero como en ese lugar debe ir una mujer, entonces quien lo secundó en la boleta, Myriam Ciorciano, será la candidata número dos en esa lista. Y el tercer lugar será para Gabriel Pozzuto, que por apenas un puñado de votos alcanzó el piso exigido (25,67%) y accedió al derecho de integrar la lista.

El reparto de bancas es fruto de la aplicación del sistema D’Hont, que garantiza el acceso a las minorías que perforen los mínimos exigibles, y que se mezcla con la paridad de género. Lo que suena a una injusticia, y que se debatió fundamentalmente con el caso López Murphy en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es que dos postulantes como Giorgini y Brizuela, que fueron los que se ubicaron en segundo lugar de su primaria, quedaron sin chances de ingresar a los futuros Concejos Deliberantes. Delicias del sistema electoral argentino.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario