Saturday 25 de September, 2021

El juez penal de Morón que defendió la construcción de la alcaidía: “constituye una mejora importante para la seguridad”

Pedro Rodríguez, integrante del Tribunal Oral Criminal Nº 4, brindó su mirada sobre el emprendimiento oficial que fue votado por unanimidad en ambas cámaras de la Legislatura bonaerense pero que encuentra resistencia en algunos sectores de la comunidad y de la política regional.

Así quedó terminada la alcaidía de Florencio Varela, recientemente inaugurada por el gobernador bonaerense Axel Kicillof: es el modelo que se seguirá en Morón y Tres de Febrero

Entre tantas voces que empiezan a escucharse respecto de la construcción de la alcaidía en Morón, la justicia también tiene lo suyo para decir. El emprendimiento oficial, que se erigirá sobre la Ruta 4, en el límite de ese distrito con Hurlingham y Tres de Febrero, ya cuenta con la aprobación unánime de ambas cámaras de la Legislatura bonaerense, pero justamente luego de la sanción y promulgación de la norma para expropiar los terrenos se empezaron a escuchar disidencia de actores de la política y de la sociedad.

Uno de los principales especialistas en torno a la situación carcelaria a nivel local, es el magistrado Pedro Rodríguez, integrante del Tribunal Oral Criminal Nº 4 del Departamento Judicial Morón y secretario de la Red de Jueces Penales de la provincia de Buenos Aires, dialogó con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano y valoró el proyecto que, aseguró, redundará en “una mejora importante para la seguridad” ciudadana.

“Aún desde el punto de vista refractario a los derechos humanos, el hacinamiento carcelario repercute en definitiva sobre el vecino, porque la persona alojada en un penal no recibe en tratamiento adecuado y puede salir con peores problemas con los que ingresó. Además, no hay que pensar que no van a salir nunca, porque no existen penas eternas. Y, en el momento que salgan, pueden constituir un peligro mayor”, evaluó el juez.

Más allá de lo que sucede intramuros, la mirada del funcionario judicial considera que la estructura en sí conlleva una mejora para la ciudad. “La ubicación de unidades carcelarias en el tejido urbano, por supuesto que no en lugares densamente poblados sino en zonas marginales y con menos población, pero con buenas posibilidades de circulación y acceso, lejos de constituir un problema constituye una mejora importante para la seguridad”, expresó.

El Municipio de Hurlingham se diferenció de Morón por la construcción de la alcaidía

Y argumentó su idea. “Por un lado, se desalojan detenidos de las comisarías y el personal policial puede cumplir mejor su función. Por otro, las zonas donde se establecen comunidades penitenciarias tienen, inevitablemente, mayor circulación de personal uniformado de distintas fuerzas. Y significa un polo de desarrollo comercial: hay estudios económicos en muchos países que hablan de los beneficios de la locación de unidades penales”, completó.

El Plan de Infraestructura Penitenciaria Bonaerense contempla la construcción dentro de los próximos diez años de un total de quince alcaidías, que se erigirán en Tigre, Escobar, Moreno, Merlo, Morón, Tres de Febrero Hurlingham, Mercedes, La Matanza, Ezeiza, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Avellaneda, Quilmes, Berazategui y Lanús, y cinco unidades penitenciarias, que estarán ubicadas dos en Merlo, otras dos en Moreno y la restante en General Rodríguez.

Lucas Ghi defendió la construcción de la alcaidía en Morón: “puede convivir perfectamente con el entorno”

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram