Friday 30 de September, 2022

Juicio por el femicidio de Ailén Decuzzi: el acusado pidió perdón y el jurado popular delibera si es culpable

Primer Plano Online es el único medio que cubre las alternativas del debate. La defensa de David Vela Balazar planteó su inimputabilidad por actitudes de esquizofrenia y trastornos emocionales. Para el fiscal Alejandro Varela, en tanto, la mató “por su condición de mujer” y pidió la pena máxima.

"No es necesario que me condenen, yo ya estoy condenado", fue una de las frases de Vela Balazar ante el jurado popular

El jurado popular delibera en estos momentos cuál es el destino de David Vela Balazar, el sujeto acusado por el femicidio de Ailén Decuzzi en la habitación de una pensión en El Palomar. No hay dudas de que fue él quien la mató: lo que está en debate es si el imputado tuvo conciencia de sus actos cuando ejecutó el crimen, entre golpes y un letal ahorcamiento. Es decir, si es imputable o inimputable.

“No espero que me crean, pero yo no quise hacerlo. No es necesario que me condenen, yo ya estoy condenado. Lamento de verdad lo que hice: daría mi vida por cambiarlo, pero no puedo. Cada día me lamento y pido perdón a su familia por lo que hice. Lo único que quiero es acabar conmigo para estar con ella algún día, aunque no sé si será posible”, fueron las últimas palabras expresadas por el imputado antes de escuchar el veredicto.

En la última audiencia, que contó con la cobertura exclusiva de Primer Plano Online, se escuchó también el testimonio de una psicóloga que realizó un detallado informe del asesino. La profesional forma parte del cuerpo de peritos judiciales de la provincia de Buenos Aires y fue convocada por los defensores oficiales Eduardo Pechia y Rodolfo Jorge que asisten a Vela Balazar.

La especialista expresó su teoría de por qué el sujeto debe ser declarado inimputable. Habló de actitudes de esquizofrenia y trastornos de personalidad y emocionales. “La conmoción emocional del imputado al momento del crimen responde a impulsos inmanejables, es decir, que no los puede manejar”, manifestó ante el jurado popular.

El abogado Horacio Casalla, defensor de la abuela de Decuzzi, cuestionó a la psicóloga por la disparidad de criterios ante otros casos similares y puso en duda la veracidad del informe porque se realizó tres años después del crimen mientras el imputado estaba tomando medicamentos, cosa que al momento de matar a Ailén no hacía.

En rigor, nadie discute que fue Vela Balazar el autor del asesinato de la joven. Lo que ahora está en manos del jurado es determinar si el sujeto comprendió o no la criminalidad de su acto. Para eso las partes sumaron elementos tales como los golpes que tenía Ailén, dejar la puerta cerrada para que no pueda entrar nadie, y su fallido intento por suicidarse, que en rigor se sospecha fue algo para engañar a los investigadores: tenía un cable de teléfono alrededor de su cuello.

Ailén Decuzzi fue asesinada a golpes y estrangulada en una pensión de la calle Paraíso al 600, en El Palomar

“La mató por su condición de mujer”, enfatizó el fiscal Varela en su alegato. Y trazó un paralelismo en su accionar con Carlos Monzón, el excampeón del Mundo de Boxeo y femicida de Alicia Muñiz: ambos mataron mediante ahorcamiento a sus víctimas. Para el funcionario, el crimen se debió a que la chica pretendió dar por finalizada la relación que mantenía con Vela Balazar.

“No nos vengan a pretender hacer que creamos que esto fue una locura. David no estaba loco al momento del crimen”, afirmó, al tiempo que cuestionó el informe psicológico. Además, explicó que tras el crimen borró mensajes del teléfono de Ailén y mantuvo un chat con Yamila, la amiga de ambos. Por otra parte, armó el relato y la escena de lo que supuestamente había sucedido. Por eso fue algo deliberado según la Fiscalía.

En cambio, los defensores de Vela Balazar argumentaron que el imputado sufrió violencia física de chico, la madre lo abandonó y fue víctima de violencia sexual por parte de un amigo de su papá en Perú, su país de origen. Si bien no discutieron que haya sido él quien asesinó a Decuzzi sí plantearon que “no la mató por su condición de mujer, acá no estamos debatiendo un femicidio, porque si nuestro defendido hubiese elegido ser gay, el muerto hubiese sido un varón”, esgrimieron los abogados.

Ahora el jurado popular delibera si Vela Balazar es culpable y de qué delito, y luego será el juez Pedro Rodríguez, del Tribunal Oral Nº 4 de Morón, el que determinará el monto de la pena aplicable en caso de que corresponda.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram