Monday 30 de January, 2023

Quién es Julián Dimitri, el joven que festejó el título mundial con la camiseta del Deportivo Morón en la Base Marambio

Es fanático del ‘Gallo’ y le contó a Primer Plano Online que la remera albirroja era “lo más argentino que tenía en ese momento y lo que más me representaba”. Estuvo en misión científica a lo largo de todo el año en el lugar más recóndito de la Antártida cumpliendo labores para el Servicio Meteorológico Nacional.

Julián con la camiseta del Deportivo Morón en la Base Marambio, uno de los lugares más recónditos del territorio antártico

Julián Dimitri acaba de cumplir 26 años arriba de aviones luego de desempeñar funciones a lo largo de todo el año en la Base Marambio. Es vecino del barrio Parque Belgrano, cercano a la Base Aérea Militar de Morón, y participó de una misión a lo largo del año como personal científico: tuvo a su cargo una serie de mediciones de todo lo relacionado a la física de data atmósfera, como capa de ozono entre otras cuestiones, con información recabada para el Servicio Meteorológico Nacional.

El domingo pasado de viralizó un video de las celebraciones por la obtención del Mundial de Qatar en la principal estación científica y militar permanente de Argentina y una de las principales de toda la Antártida. Y una camiseta sobresalía del resto, porque no tenía los colores celeste y blanco: era la del ‘Gallo’, club del cual Dimitri es fanático.

“Me pareció que lo más argentino que tenía en ese momento y lo que más me representaba es salir a celebrar con la camiseta de Morón. Tenía la de Argentina, pero elegí la de mi club”, le contó a Primer Plano Online ya desde su casa, luego de haber pasado el día de su cumpleaños (el lunes) a bordo de dos aviones y de descansar gran parte de la jornada de ayer martes.

Estuvo allí desde el 6 de enero hasta el 19 de diciembre, un día después de la final contra Francia, cuando emprendió la travesía del regreso. Primero en un C-130 Hércules, que es el único avión que puede aterrizar en la base antártica dada las condiciones del lugar, que lo trasladó junto al resto de la delegación hasta Río Gallegos. Ahí se subió en un Boeing que completó el viaje hasta El Palomar.

“Fue una experiencia hermosa. La verdad es que se viven cosas únicas, tanto a nivel profesional como personal. Todo el año son temperaturas bajo cero: en le invierno hemos llegado a estar con menos veinte grados y menos cincuenta de sensación térmica”, sintetizó su 2022 laboral en aquella parada tan lejana. Acá lo esperaban su abuela, su mamá, su hermana y su pareja, con quienes vive. No tiene hijos. “Por ahora”, aclara.

Julián es estudiante de Ingeniería en Telecomunicaciones y ya se recibió de Técnico Biónico de electrónica aplicada a la aeronáutica egresado del Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC) Nº 7 de Morón. El domingo se juntaron en el comedor con todas las visitas a la base, alrededor de 90 personas en total. “Hacía mucho frío, así que no todos salieron a celebrar”, rememora los festejos después de los dramáticos penales.

¿Qué descubrió en la Base Marambio? “Primero, los paisajes son hermosos. Y segundo, me quedo con las relaciones personales. La mayor cantidad de las personas que trabajan allá son militares, y me llevó una gran imagen de ellos: gente muy trabajadora, muy respetuosa. Es un lugar que tiene fines científicos y los militares nos simplifican la tarea en todo lo relacionado a la logística”, finalizó, a la espera de volver a ver jugar al club de sus amores si el destino laboral se lo permite.