Tuesday 22 de September, 2020

Kicillof asumió como gobernador bonaerense con un duro diagnóstico del cuadro económico: “la deuda en pesos se quintuplicó”

“Si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado no es tarifa, es saqueo”, aseveró el flamante mandatario, quien brindó un discurso largo y detallado sobre la realidad que encuentra en la provincia. También anunció que dejó sin efecto el aumento de la luz que regía desde enero.

Jura Kicillof
Duro discurso del gobernador Axel Kicillof al asumir sus funciones ante la Asamblea Legislativa en La Plata

El flamante gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó hoy que se comprometió «ante Dios y los bonaerenses a trabajar sin descanso y con honestidad para reconstruir la provincia de Buenos Aires, para recuperar los derechos perdidos», en su mensaje ante la Asamblea Legislativa provincial. También juró en el cargo la vicegobernadora Verónica Magario.

Con la presencia del presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y la gobernadora saliente, María Eugenia Vidal, entre otras personalidades de la vida institucional provincial como intendentes, jueces, fiscales y el arzobispo de La Plata, Kicillof realizó una radiografía durísima del escenario con el que se encontrará, principalmente en el plano económico, aunque también en áreas sensibles como salud y educación.

Jura Kicillof

“La administración de la deuda fue muy ruinosa para la provincia”, aseveró el ex ministro de Economía, vencedor por amplio margen de la elección del pasado 27 de octubre, y precisó que “la deuda en pesos se quintuplicó”. Asimismo, detalló que el gobierno de María Eugenia Vidal «deja una caja de 25.000 millones de pesos, pero el problema no es cuánto queda en la caja, sino las obligaciones que hay que atender». «Esa cifra no alcanza para cumplir con las obligaciones de 30 días en la provincia. La cuenta da mal», manifestó.

En otro orden, Kicillof enfatizó que “la presencia de niños y niñas en comedores pasó de 16% en 2016 al 40% en la actualidad”, y ahondó en otra cuestión delicada, como la falta de trabajo. «Están dejando un desempleo muy alto, una inflación muy alta, una deuda muy alta y las condiciones del país y la provincia muy bajos», criticó. “La situación de la provincia es de emergencia”, puntualizó.

«La mejor política para terminar con la vulnerabilidad y con el hambre, es dar trabajo», subrayó, y destacó que «el comercio y la industria atraviesan una situación dramática». «En cuatro años cerraron 3.300 pymes industriales y bajaron sus persianas 9.500 comercios que no son números: son personas, hogares, mujeres, niños, trabajadores, es gente de carne y hueso», consideró.

Kicillof indicó que en las últimas elecciones «ganó la idea de que la provincia de Buenos Aires vuelva a ser productiva y no especulativa, solidaria, y no egoísta». Por eso, aseguró que “si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado no es tarifa, es saqueo”, y confirmó que dejará sin efecto el aumento de la luz firmado por la gestión saliente, que empezaba a regir el próximo 1 de enero.

Jura Kicillof

Uno de los tramos más aplaudidos de su discurso fue cuando recordó a Sandra Calamaro y Rubén Rodríguez, la vicedirectora y el axiliar que murieron en la explosión de la Escuela Nº 49 de Moreno el 2 de agosto de 2018. Sobre ese tema prometió ocuparse particularmente de la situación educativa.

Por último, le pidió a la Legislatura que acompañe las distintas emergencias que enviará en los próximos días, y finalizó con un compromiso abierto de ser parte de la lucha contra el hambre, en sintonía con el anuncio hecho por el gobierno nacional ayer.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram