Monday 6 de February, 2023

La cirugía de Bruno en Estados Unidos fue un éxito: lograron extirparle los diez tumores que encontraron en su garganta

Después de ocho horas en el quirófano y la pericia de tres cirujanos, el pequeño vecino de El Palomar logró sortear este gran paso hacia su cura. Ahora deberá permanecer un día en terapia intensiva y luego pasará a una sala común para seguir con su rehabilitación.

Bruno y su mamá Julieta, horas antes de entrar al quirófano de la Clínica Mayo de Minnesota se volvieron a jurar sonrisas eternas

Bruno y su mamá Julieta tienen sobrados motivos para festejar. Para cualquier chico de su edad, la ansiedad por el hecho de que en dos días será su cumpleaños número 11 bastaría, sin embargo, ellos celebran porque el cáncer del pequeño guerrero ya no está en su cuerpo.

Después de una impresionante movida solidaria que tuvo lugar en toda la región oeste con rifas, festivales, concursos y colecta espontánea de muchos amigos y de absolutos desconocidos, Bruno Sebastián Partel Rizzo logró llegar a la Clínica Mayo en la ciudad de Rochester, estado de Minnesota.

Bruno padece un carcinoma papilar de tiroides. Fue sometido a innumerables operaciones y a un duro tratamiento en nuestro país pero aquí ya no había más chances de darle una mejor calidad de vida. Por fin, después de mucha expectativa y más temores, ayer a la mañana ingresó al quirófano de la Clínica Mayo donde tras ocho  horas de espera Julieta pudo anunciar la noticia que había soñado comunicar durante días enteros: “la operación fue un éxito total.  A Bruno le sacaron los tumores de la garganta, le acomodaron las cuerdas vocales para recuperar la capacidad respiratoria y le cerraron el agujerito en la garganta de la traqueotomía con cirugía plástica”.

A Bruno lo esperan ansiosos su tía Caro y sus primos, mientras la sigue peleando en Estados Unidos con su mamá
En Argentina a Bruno lo esperan ansiosos su tía Caro y sus primos, mientras en Estados Unidos, la pelean a fondo con su mamá

El chiquito permanecerá en terapia intensiva por precaución solo un día, pero se espera que inmediatamente pase a una sala común y hasta es muy factible que obtenga el alta luego del fin de semana. “Todo salió exactamente como lo planearon los médicos americanos, sin ninguna complicación” concluyó inmensamente feliz y emocionada Julieta.

En verdad, los expertos cirujanos le practicaron tres operaciones en una: el procedimiento consistió en extirparle diez tumores de la garganta y cerrar el «hueco» que le quedó por la traqueotomía que tiene desde hace años. También le abrieron las cuerdas vocales para aumentar su capacidad respiratoria ya que hasta ahora estaban están «pegadas» en la mitad de su longitud, impidiéndole que el aire ingrese debidamente a su cuerpo.

En diálogo con Primer Plano Online Carolina, la tía de Bruno, comparte los detalles de la reciente conversación telefónica que mantuvo con su hermana Julieta y cuenta ganada por el llanto: “en todos estos años es la primera vez que nos dicen que lograron sacarle todo el cáncer”.

Bruno y Julieta tienen pasaje de vuelta para regresar a su casa de El Palomar el próximo 20 de julio. En unos días sabrán cómo seguirá el tratamiento, que según los médicos anticiparon, requerirá de un seguimiento con especialistas en Uruguay, Chile o Brasil, para evitar el oneroso traslado de ambos a Estados Unidos en la etapa preliminar de la rehabilitación del pequeño.

Desde hace tiempo Julieta no deja de pedir a quien quiera prestar algún tipo de ayuda que simplemente recen por Bruno y evidentemente las plegarias fueron escuchadas. Mientras tanto ella, a modo de mantra repite una y otra vez la frase que se ha convertido en el leimotiv de su lucha y que hoy más que nunca parece haber dado el mejor resultado al que se podía aspirar y exclama una vez más victoriosa: “Tanto amor no puede fallar”.