Monday 10 de August, 2020

La conmovedora historia de la abogada que estuvo dos meses internada en el Hospital Posadas y se recuperó con un tratamiento experimental

María Alejandra Orellana fue internada con un cuadro definido como “grave” por los médicos que la recibieron en el centro de salud y debió firmar un consentimiento junto a su esposo para empezar a ser tratada. Recién despertó del coma profundo en el que estuvo el 5 de mayo.

“Pienso que hay ángeles. Y en mi caso fueron los médicos y enfermeros, que jamás me soltaron la mano. Yo pude salir porque ellos me sostuvieron”, contó la mujer

De esos misterios que tiene el destino y que nadie podrá explicar jamás a ciencia cierta, por lo menos desde la racionalidad. María Alejandra Orellana empezó a sentirse mal el pasado 29 de febrero y su cuadro era grave, según definieron los médicos. Tuvo que firmar un consentimiento para iniciar de urgencia un tratamiento experimental en nuestro país, porque poco se conocía de la enfermedad que tenía. Era coronavirus, pero algo que parecía lejano por ese tiempo, y el Hospital Posadas se ponía al frente de la pandemia.

Cuando la vieron, los profesionales recomendaron internación. Y apelaron a la fórmula del infectólogo francés Didier Raoult, director del Instituto Mediterráneo de Infección en el Hospital Universitario (IHU) de Marsella, basada principalmente en un medicamento sobre el cual no hay unanimidad todavía en cuanto a los resultados: la hidroxicloroquina. Pero el destino quiso que, luego de más de dos meses de internación y 45 días de asistencia mecánica respiratoria, un día se despertó.

No fue cualquier número del almanaque cuando volvió a abrir sus ojos. Hace exactamente una semana, el pasado 5 de mayo, María Alejandra pudo volver a ver la luz a través de las ventanas del hospital. Esa fecha fue en la que nació su papá, ya fallecido. “Pienso que hay ángeles. Y en mi caso fueron los médicos y enfermeros, que jamás me soltaron la mano. Yo pude salir porque ellos me sostuvieron”, contó Orellana al canal C5N.

La mujer ya está totalmente curada del coronavirus, aunque se encuentra en un centro de rehabilitación para recuperarse de la parte física tras semejante período de coma e internación. “Cuando desperté y vi el amanecer me puse a llorar. La etapa consciente es la más difícil, porque mientras estás dormida no te das cuenta de nada. Lamento las familias que han perdido a sus seres queridos y les pido a todos que se cuiden, que usen el barbijo, el alcohol en gel y respeten el aislamiento”, narró en la entrevista.

Coronavirus: Un infectólogo argentino avaló la teoría de un profesional francés sobre el uso de dos drogas conocidas en nuestro país para curar la enfermedad

En el trayecto, mientras peleaba por su vida de manera inconsciente, María se perdió el cumpleaños de su hija, que fue el 12 de marzo. Pero puso todas sus fuerzas para aferrarse a la vida y seguir estando junto a su familia, que tampoco le soltó la mano y no dejó de visitarla ni un solo día.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram