Saturday 15 de May, 2021

La defensa de Antonella Delmonte, la joven que se vacunó en Merlo: “no engañé al sistema de vacunación”

Se expresó en sus redes sociales con la intención de dar por finalizada la polémica en torno a su persona y negó haberse colado en la fila. Además, aseguró estar a disposición de la justicia y pidió “mayor objetividad y menos misoginia” para tratar un tema así en medio de la pandemia.

Antonella Delmonte se defendió y afirmó que "no le saqué la vacuna a nadie y no cometí ningún delito"

Antonella Delmonte, la joven de 24 años que fue protagonista de un escándalo esta semana luego de que trascendiera su vacunación en el hospital Héroes de Malvinas de Merlo, rompió el silencio para dar a conocer su verdad en torno a lo sucedido.

En un posteo realizado en sus redes sociales, la chica negó haberse colado en la fila y recibir la inmunización luego de engañar al sistema, reveló que presentó su certificado de trabajo atendiendo al público en un consultorio médico y rechazó los “comentarios misóginos que lo único a lo que tendieron fue a dañarme por mi condición de mujer”.

Tal como informó Primer Plano Online ayer, Delmonte manifestó que “trabajo en un consultorio médico para una profesional de la salud recepcionando al público y que “para mantener mi trabajo se me indicó que debía de recibir la vacuna contra COVID”. A partir de eso, “me inscribí para recibir la vacuna a través de la aplicación oficial de la provincia de Buenos Aires, se me asignó un turno que me indicaba día y lugar para aplicarme la vacuna”, y luego “concurrí al vacunatorio con un certificado expedido por mi empleadora que indicaba mi condición laboral y con la copia de mi contrato de trabajo”.

En su mensaje, que aclaró intenta que sea lo último dado que no piensa dar entrevistas personales porque prefiere mantener su “bajo perfil”, la muchacha asevera que fue “víctima de una persecución en la que lo menos grave que se me dijo fue que había cometido un ilícito”. “Las pruebas se las voy a presentar a la justicia en la medida es que me sean solicitadas, ya que ese es el ámbito en el que tiene que resolverse este caso y no en la opinión pública”, enfatizó.

“Quisiera pedirles a todos mayor objetividad y menos misoginia. El punto al que llegó la situación pone en riesgo a mi familia, quienes podrían perder fuentes de trabajo. Insisto para que quede claro: NO engañé al sistema de vacunación, NO tengo una pareja que trabaje en la política, NO le saqué la vacuna a nadie, NO cometí ningún delito; y me encuentro a entera disposición de la justicia, pero no a disposición de la gente que le faltó el respeto a mi familia y a mí”, completó.

Por lo pronto, la Fiscalía Nº 3 de Morón se declaró incompetente y la denuncia por averiguación de ilícito pasó a la Justicia Federal. Mientras, el abogado de Antonella, Yamil Castro Bianchi, consideró que “no existe delito”, aunque también prefirió no hablar sobre el caso para que el trámite siga su curso.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram