Wednesday 16 de June, 2021

La dramática historia del hombre atropellado con su bicicleta en Moreno: la justicia pidió la captura internacional del asesino al volante

Primer Plano Online habló con Celeste, la hija del corazón de Jerónimo Ferreyra. El hombre era un pequeño productor que sembraba verduras de estación en su casa del barrio Santa Brígida. El conductor que lo arrolló y luego abandonó en el auto vive a dos cuadras de su vivienda.

Jerónimo Ferreyra
Jerónimo Ferreyra con su nieta, también ahijada: el hombre murió arrollado por un asesino al volante

La Justicia pidió la captura nacional e internacional del conductor acusado de atropellar y matar en Moreno al ciclista Jerónimo Ferreyra. La víctima fue abandonada dentro del vehículo con el que fue embestido. La medida la dispuso el fiscal de la causa Leandro Ventricelli, que notificó a las fuerzas de seguridad provinciales y federales, además de Aduana, Migraciones e Interpol.

Al acusado Ever Luis Saucedo no pudieron encontrarlo en ninguno de los tres allanamientos que se hicieron. Su familia aseguró que no sabe dónde está, y un amigo de él, que viajaba en el rodado, le confirmó a la familia de la víctima que el conductor le había dicho que iba a llevarlo al hospital. La investigación está caratulada como «homicidio culposo agravado y abandono de persona».

Primer Plano Online habló hace instantes con Celeste, la hija del corazón de ‘Jero’, como lo llamaban en su círculo íntimo. La mujer, de 29 años, contó que para él era su papá, porque prácticamente la crió desde la adolescencia. Es más: el amor entre ambos es tal que el hombre fue elegido como padrino de su pequeña nena.

Luis Ever Saucedo
Luis Ever Saucedo es el asesino al volante que tiene pedido de captura nacional e internacional por la muerte de Jerónimo Ferreyra

Según narró la joven, la víctima fatal del hecho había salido el sábado a la tarde a comprar hasta un kiosco cercano y, al regresar, fue embestido en Aeronáuticas Argentinas y Moctezuma. Fue el sábado cerca de las 17.30, y según narraron los testigos, el conductor cargó al atropellado en la Picasso para llevarlo al Hospital a que lo atiendan. Al primo de Jerónimo le avisaron y se fue de inmediato al nosocomio Mariano y Luciano de la Vega, pero al llegar constató que no estaba allí. Celeste se fue rumbo al Hospital de San Miguel, donde tampoco estaba.

Cerca de las 22 de ese día fueron a la comisaría a realizar la denuncia. Un patrullero salió con la familia a realizar la búsqueda y, al llegar al lugar del siniestro, la gente se empezó a acumular allí. Un joven se acercó y, previo aclarar que no quería problemas, describió quién era uno de los ocupantes del rodado. Se fueron hasta la casa y efectivamente lo encontraron. Estaba mirando la tele. “Me dijo que lo iba a llevar al hospital”, fueron sus palabras.

No hubo ninguna novedad hasta el domingo poco antes del mediodía, cuando un vecino notó la presencia de un coche con el parabrisas roto y en estado de abandono. Llamó al 911 y de inmediato un móvil llegó al lugar. “Lo encontraron en Rivadavia y Bossi, y cuando la Policía revisó vio que mi papá estaba ahí dentro, en el asiento trasero, fallecido”, revivió Celeste.

Así hallaron la Picasso

“Tenía la cara muy lastimada y sufría de epilepsia, así que no sabemos si el conductor se asustó porque Jero sufrió un ataque y se escapó. Ahora sólo queremos que lo encuentren y que pague por lo que hizo. Encima, cuando lo fuimos a buscar a la casa, nos dimos cuenta que es un vecino”, cerró la joven.

La bicicleta quedó destruida y, según lo que pudieron reconstruir, el auto lo embistió de atrás a Ferreyra. Encima, todo indica que iba a alta velocidad.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram